n Las provincias del sur se verán beneficiadas tras el nuevo protocolo de carne ovina y caprina que aprobó China, que es hoy el principal comprador de ambos productos los cuales importa desde Australia y Nueva Zelandia.

Según empresarios del sector ovino, el gigante asiático paga por este producto alrededor de u$s3.000 la tonelada y se trata de un mercado que al igual que la vacuna, se lleva mucho de volumen y son cortes de valor intermedio a bajo.

Hoy la Argentina produce 50.000 toneladas anuales de las cuales un 80% se destina a la plaza local y el resto se exporta.

Sobre la caprina, el precio ronda en los mismos valores que la ovina, aunque el volumen es menor y se ubica en torno de las 15.000 toneladas.

Actualmente en la Patagonia hay once plantas habilitadas para cumplir con los requisitos internacionales.