Aunque la Unión Europea (UE) elevaría en los próximos días las cuotas para el ingreso de la carne vacuna y el etanol como elemento de negociación con el Mercosur, diversas entidades agrícolas de ese bloque rechazaron un avance en las condiciones que se presentan.

Mientras fuentes calificadas del Mercosur señalaron ayer a BAE Negocios que “existe información sobre una oferta más amplia para la carne vacuna y el etanol”, distintas cámaras de peso del continente europeo como Cibe, Cefa, Copa-Cogeca y Effat rechazaron un avance en estos productos, y también cualquier intento de incluir el azúcar en la oferta comercial al Mercosur. Esta declaración se produce ya que la UE tiene previsto modificar su oferta de acceso al mercado, durante la próxima ronda de negociaciones entre el 29 de noviembre y el 6 de diciembre.

Por su parte, cámaras empresarias argentinas como Adefa (automotrices); AFAC (autopartes) y Cilfa (laboratorios) darán el presente en Bruselas para participar de las jornadas, aunque no está claro si habrá “next door” para que puedan influir en las negociaciones, señalaron varias fuentes consultadas.

La Comisión Europea (CE) recalcó ayer que está “plenamente comprometida” con el logro de un acuerdo de asociación con el Mercosur, que confía en poder cerrar antes de que concluya el año. Sin embargo, una voz discordante fue de la negociadora en jefe por la UE, Sandra Gallina, quien admitió que existen riesgos que podrían poner en peligro el acuerdo entero debido a diferencias en la esfera agropecuaria, sobre todo en el comercio ganadero.

Ahora, emergieron con fuerza los productores azucareros de la UE, quienes aseveraron que “no vamos a servir de moneda de cambio ante los intereses de otros sectores económicos”. A su vez, el presidente de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas , David Palacios, pidió a la CE que defienda las etiquetas del vino español en las negociaciones del Brexit, así como en otros acuerdos comerciales como el del Mercosur.