La automotriz FiatChrysler inició conversaciones para obtener una línea de crédito respaldada por el Estado italiano que ascendería a 6.300 millones de euros, unos USD6.800 millones.

Según informa Bloomberg, la unidad italiana de la compañía negocia con el banco Intesa Sanpaolo para la tramitación de este crédito, que estaría avalado en un 80% por Sace, la aseguradora de crédito estatal italiana.

Las fuentes consultadas por la agencia estadounidense explican que el fabricante de automóviles no ha visto otra opción ante la necesidad de defender su liquidez, después de 'quemar' más de USD5.500 millones en el primer trimestre del año para hacer frente a la crisis.

Durante el pico de la pandemia, la compañía se ha visto obligada a cerrar sus planas norteamericanas, mientras que la demanda de automóviles se ha estancado como consecuencia del confinamiento.

Para sobrellevar la situación, Fiat Chrysler y el grupo francés PSA Group, ambos en plenas negociaciones de fusión, decidieron a principios de esta semana suspender el dividendo de 1.100 millones de euros que acordaron pagar como parte del acuerdo. Los problemas no se limitan al miedo actual a la recesión. Ya en 2019, la compañía vio cómo su beneficio neto cayó un 19% hasta los 2.700 millones de euros, mientras que sus ingresos se redujeron un 2% hasta los 108.187 millones.

PSA y Fiat Chrysler Automobiles dieron 'luz verde', el pasado mes de diciembre, a una fusión a través de la que se crearía el cuarto grupo automovilístico del mundo por volumen de ventas y el tercero por ingresos, con unas matriculaciones anuales combinadas de 8,7 millones de unidades y una facturación de casi 170.000 millones de euros al año.