Ikea, la famosa cadena sueca de tiendas que venden artículos para el hogar, ya tiene reagendado su desembarco en América latina pero no incluye a la Argentina en esos planes.

El año pasado movió la fecha de la inauguración de sus primeros locales en Chile de 2021 a la primera mitad de 2022, debido a los retrasos que las restricciones para operar en la pandemia habían generado en la construcción.

La llegada de la empresa a Sudamérica se anunció inicialmente en mayo de 2018, con la firma de un memorandum de entendimiento con la cadena de retail chilena Falabella.

En aquel entonces, el plan fue abrir al menos nueve tiendas en Chile, Colombia y Perú, además de operaciones de comercio electrónico en esos países. Argentina quedaba para una segunda etapa aunque ahora ese desembarco es poco probable y más con la reducción de la operación local que está llevando adelante Falabella.

La primera etapa se desarrollaría, como era de esperarse, en Chile. En Santiago se abriría la primer "flagship" de Ikea en Sudamérica. En 2019 la empresa anunció que las primeras dos ubicaciones serían en los centros comerciales Open Plaza Kennedy (Las Condes) y Mallplaza Oeste (Cerrillos), en Santiago de Chile.

El 44% de las inversiones de Falabella se destinarán, principalmente, al desarrollo de Ikea en Chile, Perú y Colombia, y a la expansión de la red física regional de todas sus unidades de negocio.

Durante 2021, USD243 millones se invertirán en la optimización de la red de tiendas y centros comerciales ya existentes de las marcas de la empresa chilena, mediante renovaciones y remodelaciones que potenciarán la integración de la propuesta digital con la experiencia física de compra.

Entre tiendas propias y franquicias, Ikea tiene 440 locales en Norteamérica, Europa y Asia.