La cadena española Meliá invertirá u$s14 millones para refaccionar el hotel que pertenecía a la marca Sheraton y que se encuentra en el Parque Nacional Iguazú.

“Esta es una importante inversión en infraestructura y servicios que generará empleos y divisas”, dijo el titular del Ministerio de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, quien se reunió con el vicepresidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Jaume.

El encuentro se realizó en el stand argentino de la Feria de Turismo World Travel Market (WTM), que finalizó ayer en la ciudad de Londres. “Misiones y Argentina -agregó- se afianzan como destinos turísticos internacionales, con un abanico de posibilidades para el turista general y para el que viaja por negocios”, indicó el ministro.

Por su parte, Escarrer Jaume señaló que “la apertura de Meliá Iguazú en uno de los principales destinos turísticos de Sudamérica es sin duda uno de nuestros mayores éxitos de expansión internacional de este año”.

Con vista a la Garganta del Diablo, el establecimiento pasó a ser operado por esta cadena internacional el 30 de septiembre, y a partir de 2018 será renovado como ‘Hotel Destino’, para adaptarlo a los estándares de la compañía.

El hotel dispone de 180 habitaciones, piscinas, spa, gimnasio, zonas infantiles y salas de reuniones y celebraciones, y cuenta con un centro de interpretación para la divulgación y puesta en valor del entorno natural de Iguazú, permitiendo a los visitantes acceder caminando hasta las cataratas. Hace unos meses, el establecimiento fue vendido al empresario árabe Alí Albwardy, dueño también desde 2011 del Four Seasons porteño.