Fundada hace 25 años, la cadena gastronómica Plaza de Carmen continúa cerrando locales. Hoy bajó la persiana del clásico restaurante que tenía en Monroe y Cabildo en el barrio porteño de Belgrano. Sólo le queda en pie, el local de Rivadavia y avenida La Plata en el Caballito, el resto ya los cerró.

La situación es muy compleja para todo el sector. En los últimos meses han cerrado clásicos Clo Clo, Los Maizales, el Café Buenos Aires, Clásica y Moderna, el Hermann, la Munich de Recoleta, el Cafe Victoria, La Giralda, entre tantos otros. Mientras, históricos como Rodizio de Costanera, operado por la Maillol SA, entró en concurso de acreedores. La compañía tiene alrededor de 60 empleados, muchos de ellos abocados a servir en la parrilla libre que, por las noches, ronda los $1000 por persona.

Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de hoteles restaurantes, confiterías y cafés (AHRCC), dió a BAE Negocios un panorama del sector: "La situación es complicada, tenemos costos muy altos por la suba de servicios, que se suman a las subas en la mercadería. El costo de la inflación minorista fue de 49%, pero la inflación mayorista fue de 73% y la absorvemos nosotros".

Sobre la baja de comensales señaló: "Los comerciantes tratan de sostener los negocios, pero la caída en las ventas no baja del 20%. Para tener una dimensión, si la baja es mayor, ya no dan los números y quebrás, no te da el negocio", dijo Amoroso de la AHRCC.

La situación es compleja y se está dando un gran cambio en el sector gastronómico. "Hay un achicamiento general con lo justo y necesario. Se nota una gran reconversión de locales gastronómicos importantes a hamburgueserías o cervecerías. La gastronomía tradicional con mantel y mozo, hace que el servicio sea más cara. Hoy está cambiando la forma de consumir", explicó a BAE Negocios.

La clave para sobrevivir en estos tiempos, es clara "los locales que se adaptan a un consumo más económico, sobreviven mejor. Otros están esperando que aclare el panorama para abrir, como por ejemplo, la pizzería El Imperio de Corrientes y Medrano o Tuñín de Rivadavia y Castro Barros". En este panorama, se encuentra Roind Point que lleva meses haciendo reformas y aún no se sabe cuando reabrirá. El panorama está muy complicado y no hay indicios que permitan pensar en una mejora.


 

Más notas de

Graciela Moreno

Coronavirus: cerró La Flor de Barracas, un Bar Notable fundado en 1906

Adiós a uno de los bares emblemáticos de la Ciudad

Coronavirus: cerró el histórico bar La Ibérica de Constitución

Cerró un histórico bar de Constitución que no resistió la cuarentena

Trabajadores de la histórica pizzería Podestá reclaman sueldos adeudados

Los 36 trabajadores de las históricas pizzerías Podestá reclaman sueldos adeudados desde marzo

En el primer trimestre, el Grupo Arcor tuvo una ganancia de $476 millones

Mejoró el balance del primer trimestre del grupo Arcor

Cerró el famoso restaurante Hong Kong Style del Barrio Chino

Cerró uno de los restaurantes de culto del Barrio Chino de Belgrano.

La imputada Nu Skin quintuplicó sus ventas en la cuarentena

La empresa de las maquinitas que promocionaban las influencers bajo la lupa.

Los shoppings quieren cambiar el Día del Padre a septiembre

Polémica por el cambio de fecha del Día del Padre

Bares y restaurantes apagan las apps en ciudades de 20 provincias

Los restaurantes y bares parodian al famoso meme para contar que están al horno.

Pedidos Ya tarda 30 días en pagar las propinas a repartidores y cobra los gastos

Pedidos Ya tarda 30 días en pagar las propinas a los repartidores

Gastronómicos convocan a un apagón de app por la suba de la comisión en la cuarentena

Gastronómicos convocan a un apagón de app por la suba de la comisión en la cuarentena