La gastronomía argentina "está pasando por un muy buen momento" aseguró hoy el cocinero argentino Mauro Colagreco, elegido como el mejor del mundo recientemente, al participar como jurado de la 2da edición del concurso "Prix de Baron B - Édition Cuisine" que premiará a un chef argentino por su "excelencia y su visión transformadora".

"Hoy, la alta gastronomía ha cambiado mucho y se trata de poner en valor un territorio, una cultura y eso es lo que estamos viendo. Argentina está pasando por un muy buen momento. Tenemos un gran potencial de productos", dijo a Télam Colagreco, y agregó que "siempre hemos tenido una mirada hacia afuera y no hacia adentro. Cuando uno se conoce a sí mismo puede mostrarse al mundo y estamos en ese momento", agregó.

El dueño del restaurante Mirazur, que fue elegido hace unas semanas como número uno en el ranking The World's Best 50 Restaurants 2019 y ganador de tres estrellas Michelin, comparte el jurado con los cocineros Mitsuharu "Micha" Tsumura y Martín Molteni y con la sommelier Marina Beltrame para elegir hoy en el hotel Four Season al mejor cocinero entre los representantes de Córdoba, Javier Rodríguez y Santiago Blondel, y Gustavo Rapretti, de Chubut.

"Mi premio pone a la luz no solamente mi restaurante, sino también la capacidad que tenemos como argentinos de trabajar bien y destacarnos en el mundo", aseguró Colagreco. Y agregó que "si yo, argentino, lo logré en Francia todo es posible".

El cocinero argentino dijo que en esta edición, del Prix de Baron B, los concursantes mostraron "un concepto fuerte, un proyecto de vida y no solamente un plato".

Rodríguez es chef en "El Papagayo", de Córdoba Capital, y presentó una trucha cordobesa, sabayón de café, gírgolas asadas y condimento de naranjas y sésamo.

"Buscamos usar sabores locales, pero no somos fundamentalistas", aseguró al presentar su plato al jurado, y precisó que su restaurante "vive de los cordobeses, sólo el 2% del turismo de Argentina va a Córdoba".

En tanto, Rapretti, dueño de "En mis fuegos, cocina con identidad" de Puerto Madryn, Chubut, hizo un lomo de salmón blanco de la Península Valdés, polvo de wakame, pasta de hinojo, salicornías, pasas al cognac y carbón de salicornías.

"Este plato resume mis años en la Patagonia y mi encuentro con el mar", aseveró y agregó que "el productor es la gran clave de la cocina patagónica. El salmón blanco es único en el mundo y es argentino".

Blondel, que tiene su lugar Gapasai Restó en La Cumbre, Córdoba, exhibió un crudo de tararira marinado en suico, camarones de río, quitucho y palta.

"Cuando el mundo no te cierra, tenés que crear algo nuevo", afirmó sobre su plato, y comentó que "fui descubriendo la cocina autóctona, es un mundo, hay muchos productos escondidos que no conocía".

Este jueves por la noche en la Maison del Four Seasons se sabrá cuál es proyecto ganador del 2019 de la Argentina "por su excelencia y su visión transformadora", explicaron desde la organización.

"Está bueno que la gente no piense solo en la carne en la gastronomía argentina, sino que haya muchos restaurantes que le dan una mirada distinta", dijo a Télam Tsumura, embajador mundial de la cocina nikkei y a cargo de Maido, elegido dos años de manera consecutiva como el mejor restaurante de Latinoamérica.

"La Argentina se está armando para salir al mundo, buscando sus sabores propios. Me parece que tenemos mucho para aportar desde la cocina precolombina", agregó Molteni. 

El ganador del "Prix de Baron B - Édition Cuisine 2019" se llevará un corcho bañado en oro, viajará a Francia para participar en un curso de alta gastronomía y obtendrá una distinción económica de $200.000, mientras que los dos semifinalistas recibirán de $120.000.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos