El ingreso actual que se debe demostrar para calificar a un crédito UVA a 30 años para financiar el 80% de un departamento usado al valor medio de la ciudad de Buenos Aires es como mínimo de $70.500.

La cuota que se debería pagar alcanza los $17.857 mensuales resultando un 70% más alta que el valor de alquiler mensual por la misma propiedad.

Si bien la cuota y por ende los ingresos necesarios para aplicar al crédito decrecen en Gran Buenos Aires, Rosario y Córdoba, actualmente el alquiler mensual resulta muy inferior a la cuota del crédito en todas las plazas.

La evidencia empírica es abrumadora: quien sacó un crédito UVA hasta abril de este año, momento en el cual aumentó la tasa y comenzó el fuerte proceso devaluatorio, quedó en una situación muy favorable con relación al cuadro actual de precios y condiciones hipotecarias. Si bien su deuda en pesos creció, ese capital adeudado actualmente representa un menor porcentaje del valor del inmueble mientras que 15 meses atrás significaba el 80%, indica el informe.