Alphabet, la multinacional estadounidense que es dueña de Google, publicó este martes sus resultados financieros de los primeros tres meses de 2021. De la misma manera que lo hizo Tesla, la empresa automotriz de Elon Musk, Alphabet reportó ganancias por 17.930 millones de dólares, casi un triple de los 6.836 conseguidos en el mismo período de 2020. Con estos números, la compañía superó todos los pronósticos de Wall Street y aumentó el precio de sus acciones.

Entre enero y marzo, la empresa filial de Google facturó 55.314 millones de dólares, un 34% más que los 41.159 millones ingresados a principios de 2020. Por su parte, los inversores de Alphabet se embolsaron entre enero y marzo 26,29 dólares por acción, frente a los 9,87 del mismo período del ejercicio anterior.

El mayor ingreso de la firma de Mountain View (California, EEUU)  provino de un cuantioso aumento en las ganancias por publicidad, la principal fuente de ventas de la compañía. Mientras que entre enero y marzo de 2020 facturaron 33,76 mil millones de dólares en ese rubro, en el mismo período de 2021 ese ingreso aumentó hasta 44,68 mil millones. 

Google ganó billones gracias a la publicidad

Esa tasa de crecimiento fue la más rápida en al menos cuatro años, aunque los resultados tienen una explicación fácil: el gasto publicitario cayó significativamente a inicios del año pasado por el comienzo de la pandemia del coronavirus (Covid-19). En este sentido, los ingresos también señalan que los aislamientos y otras restricciones beneficiaron al gigante tecnológico, ya que muchas personas pasaron a comunicarse, trabajar y comprar de forma online.

"Los ingresos totales de 55.300 millones de dólares en el primer trimestre reflejan una elevada actividad de los consumidores en línea y un amplio crecimiento en los ingresos de los anunciantes", dijo la directora financiera de Alphabet, Ruth Porat, en un comunicado de prensa.

Los analistas fallaron y el mercado se sorprendió

La empresa matriz de Google tambien anunció una nueva recompra de acciones por 50 mil millones de dólares, que se suma así a la inversión de 7 mil millones de dólares para expandir oficinas y centros de datos en 19 estados. Esta última acción creará al menos 10.000 empleos de tiempo completo, después de que Google redoblara sus esfuerzos para movilizar a sus trabajadores a las oficinas después de la pandemia.

"Incluso con un entorno de trabajo híbrido, seguiremos necesitando espacio, por lo que continuaremos construyendo nuestros campus y oficinas", dijo Porat. Añadió que la compañía espera "acelerar el ritmo" en el gasto en bienes raíces a finales de este año, ya que equipa sus campus para el nuevo entorno de trabajo híbrido.

Los nuevos resultados sorprendieron positivamente a los analistas, que esperaban ganancias mucho menores en todos los rubros. Según reportó CNBC, Wall Street pronosticó los siguientes números, que chocaron contra el anuncio oficial: 

  Esperadas Anunciadas
Ganancias USD 15,82 por acción  USD 26,29 por acción
Ingresos 51.700 millones de dólares 55.310 millones de dólares
Ingresos de Google Cloud 4.070 millones de dólares 4.050 millones de dólares
Anuncios de YouTube 5.700 millones de dólares 6.010 millones de dólares
Costos de adquisición de tráfico (TAC) 9.250 millones de dólares 9.710 millones de dólares

En términos de redes sociales, YouTube fue la ganadora de la pandemia, con ingresos que aumentaron un 49% con respecto a 2020. Es que la plataforma de video aumentó su uso del 73% de los adultos estadounidenses en 2019 al 81% en 2021, según un informe reciente de Pew.

Por su parte, los ingresos de Google Cloud crecieron un 46% año tras año, algo que sí estuvo en línea con las expectativas de Wall Street. La plataforma que incluye análisis de datos e infraestructura, herramientas de colaboración como Google Docs and Sheets y “otros servicios para clientes empresariales” perdió 974 millones de dólares durante el trimestre, reduciendo significativamente las pérdidas del mismo período hace un año.

De esta manera, las acciones de la compañía subieron más de un 4,5% en las últimas operaciones tras el informe.