La compañía española Ecolumber, especializada en el cultivo y comercialización de frutos secos finalizó su proceso de desinversión en el país.

La empresa comunicó, a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España, que se va de la Argentina tras haber vendido el 100% de las acciones que tenía en su filial local, Pampa Grande, por un precio de venta que ascendió a 1,46 millón de dólares.

El grupo español había llegado al país en el año 2008, cuando adquirió 9.914 hectáreas agrícolas en la ciudad rionegrina de General Roca. Allí se dedicaba a los proyectos agroforestales, principalmente focalizada en la plantación de almendros y nogales.

Tras su salida de la Argentina, Ecolumber busca desarrollar nuevas fincas en la Península Ibérica y quiere centralizarse en el aumento de su rentabilidad, a través de la "integración vertical de toda la cadena de valor del negocio de frutos secos".

En el último tiempo más de dos docenas de multinacionales anunciaron que se van del país, entre ellas las reconocidas Falabella, Latam y Walmart.