El magnate Wang Jianlin, presidente y fundador del gigante inmobiliario y del entretenimiento Dalian Wanda y dueño del 20% del Real Madrid ha sido destronado en la lista de las mayores fortunas de China que elabora anualmente la revista Hurun. Pese a todo, conserva una fortuna de u$s 23.000 millones y pasó directo al quinto lugar de la lista.

El nuevo número uno es Xu Jiayin, dueño del conglomerado Evergrande, con una fortuna de u$s43.000 millones. Edificó su imperio en el sector inmobiliario y es dueño de uno de los equipos de fútbol más exitosos de la liga nacional china, del Guangzhou Ebergrande, con seis ligas y dos ligas de campeones asiáticas desde 2011.

El ex número 1 Wang, perdió 4 lugares, a raíz de que el Gobierno de China ordenara limitar los créditos a grandes firmas como la suya para financiar sus expansiones internacionales. Las limitaciones del Gobierno, que lanzó esta medida para frenar la salida de capitales y aumentar el control macroeconómico, obligaron a Wang a vender parte de sus acciones, según publica EFE.

Jack Ma, el fundador de Alí Baba quedó en el tercer puesto de la lista con u$s 30.000 millones

En segundo y tercer lugar de la lista de este año destacan dos líderes del sector tecnológico chino: Pony Ma, presidente del gigante del software Tencent, con una fortuna de u$s37.000 millones, y Jack Ma, el fundador de la firma de comercio electrónico Alibaba, con u$s30.000 millones.

En cuarto lugar, se ubica Yang Huiyuan, presidenta de Country Garden y la mujer más rica de China con una fortuna por valor de u$s24.000 millones.

Las políticas gubernamentales benefician a magnates centrados en desarrollar sus negocios dentro del país.

Hay más de 2.000 personas en China con fortunas superiores a los u$s300 millones, aunque calculan que el número de grandes fortunas podría ser hasta tres veces mayor.