A veces, la audacia cuesta muy caro. La marca de indumentaria sueca H&M promocionó en su web la imagen de un niño negro con un buzo que tenía la leyenda "El mono más cool de la jungla". Inmediatamente fue acusada de racista y el 6 de enero tuvo que retirar el buzo de la venta por las protestas viralizadas en las redes sociales. El sábado pasado se registraron graves protestas en seis locales de la cadena en Johannesburgo y otros puntos de las provincias de Gauteng en territorio sudafricano. H&M anunció ayer el cierre temporario de todas sus tiendas de Sudáfrica.

En un comunicado sostuvieron: "Creemos firmemente que el racismo y el prejuicio en cualquier forma o forma, deliberada o accidental, son simplemente inaceptables. Hacemos hincapié en que nuestro maravilloso personal de la tienda no tuvo nada que ver con nuestro mal juicio en el producto y la imagen, señaló la compañía como disculpa.

Su imagen también fue afectada por cuestionamientos de figuras del deporte como el jugador de baloncesto estadounidense LeBron James. El artista canadiense Abel Tesfaye, líder del grupo The Weeknd, decidió romper su colaboración con la empresa sueca en protesta por el anuncio. No es la primera vez que una marca de indumentaria comete un error de semejante magnitud.

El mundo de la moda convulsionado. Pero este no es el único cuestionamiento que hoy vive este sector. Modelos hombres acusan a los famosos fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber de acoso sexual. El grupo de medios Condé Nast (Vogue, Vanity Fair y GQ, principalmente) anunció que no contratará a los fotógrafos hasta nueva orden.

Según informa el diario británico The Telegraph, el famoso fotógrafo peruano Mario Testino ha sido descartado como fotógrafo oficial de la boda real británica del príncipe Enrique con la actriz Meghan Markle.

  • La española Zara fue otra firma cuestionada

H&M no es la única marca de indumentaria que vio afectado su negocio por cuestionamientos. En 2014, la marca Zara tuvo que retirar del mercado una prenda que se parecía a un uniforme de un campo de concentración. La fi rma del grupo Inditex puso a la venta una camiseta de niño a rayas azules que llevaba a la altura del pecho una estrella de David dorada. Un atuendo que coincide con el uniforme que llevaron los presos judíos en los campos de concentración nazis. En 2007, la fi rma española tuvo que retirar del mercado un bolso que llevaba una esvástica verde.