A medias entre el mundo virtual y el físico, los clientes también venían modificando sus hábitos de consumo, aún antes de que se hablara de cuarentena. Ahora, con la explosión del coronavirus, se establece un antes y un después.

"Estamos en época de transición en la forma en que se realizan las compras. En este momento especial de pandemia global. Esta situación actual modificará la forma en que compramos, quizás para siempre. El comercio electrónico continúa creciendo a una tasa constante en los últimos años y en este momento ha tenido un aumento exponencial importante, que traerá aún mayores cambios", indica Rubén Belluomo, gerente comercial de Infor para el cono sur, quien elaboró un informe sobre las maneras en que evolucionan las tiendas hacia el futuro.

Los consumidores esperan cada vez más de las empresas y de las tiendas. Poco a poco veremos que los límites entre las tiendas físicas de retail y el comercio electrónico se esfuman. Un primer punto son los dispensers. ¿Qué tienen en común empresas como Best Buy, CVS y Uniqlo? Máquinas expendedoras. Las empresas de retail no pueden estar en todas partes, pero pueden tener pequeños inventarios dentro de las máquinas accesibles a los clientes. El secreto para las empresas de retail es poder determinar qué lugar geográfico es el más económico. ¿En qué lugar hay mayor cruce de gente y qué ubicaciones pueden recargarse en forma más efectiva? En este momento de circulación limitada, las empresas pueden instalar estas máquinas en los hipermercados, donde la gente circula para comprar alimentos.

En segundo lugar, el inventario. A medida que sube el porcentaje de compras por comercio electrónico, también aumenta el flujo del inventario. Esto es, no solo los productos que salen sino también los productos que regresan. El aumento de transacciones, sumado a que las empresas tienen políticas más laxas de devolución, se presenta el nuevo reto de cómo gestionar las devoluciones en el comercio electrónico.

Amazon está inundando el ambiente con noticias de tiendas que no tendrán cajeros. Sin embargo, un punto importante es estudiar cómo optimizar al personal también en la bodega y las entregas. Los consumidores son ahora más demandantes con las empresas de retail y las marcas en general. Es un momento de cambios para el rubro, solo deben estar muy atentos a las necesidades del sector y de los consumidores actuales.