La cantidad total de escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires cayó bruscamente en marzo, un 49,1% interanual, y los escribanos estiman que la pandemia "romperá récords negativos" en los próximos meses.
Según el reporte mensual que elabora el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, durante el tercer mes del año se firmaron 1.393 escrituras, mientras que el monto total de las transacciones realizadas descendió 31,5% interanual, con $8.928 millones.
Marzo fue el vigésimo segundo mes consecutivo de caída en la medición interanual, lo cual refleja la crisis que atraviesa la actividad inmobiliaria. En comparación con febrero último, los actos también bajaron en marzo: 1,7% en cantidad y 7,9% en pesos.
En tanto, el monto medio involucrado en las operaciones inmobiliarias fue de $6.409.655 millones (98.307 dólares al tipo de cambio oficial promedio). Creció 34,5% en un año en pesos, pero en moneda norteamericana bajó 12,1 por ciento.
Además, durante el mes pasado las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 131 casos, 33,5% menos que las registradas un año antes: representaron apenas el 95 del total.
En la comparación mensual, se dio un descenso del 1,7% en la cantidad de operaciones efectuadas con hipotecas.
El presidente del Colegio de Escribanos porteño, Carlos Allende, consideró que la caída registrada en marzo "si bien fue fuerte era previsible. El 2019 ya se insinuaba como el peor año estadístico, pero la pandemia romperá récords negativos".
"Por otro lado, hay que considerar que marzo se detuvo" el 20, por eso es que los números de abril serán de desplome, como en muchos sectores vinculados", estimó el dirigente.
Allende señaló también que la actividad de los escribanos, durante la cuarentena, "se limita a casos de fuerza mayor y razones humanitarias".