Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que, debido al escenario caracterizado por la pandemia del coronavirus y el desplome en los precios del petróleo, ha decidido evaluar y priorizar las inversiones que son de alta rentabilidad, recortando así USD1.650 millones de su presupuesto de inversión programado para este año, según informó en una carta dirigida a sus inversores.

Según Europa Press, la misiva, firmada por el director general de la empresa, Octavio Romero, y por el director corporativo de Finanzas, Alberto Velázquez, destaca que entre los efectos inmediatos de la pandemia está la reducción temporal de las actividades económicas "en prácticamente todos los países del mundo", lo que ha provocado un efecto "directo e inmediato" sobre el nivel de consumo de combustibles fósiles.

Esto ocasionó una volatilidad en los mercados de petróleo derivada en la caída del precio del crudo. Ante este escenario, Pemex inició desde finales de e febrero la ejecución de su protocolo para mitigar los riesgos sobre sus cuentas.

Además de la reducción en el presupuesto de inversiones, el 21 de abril el gobierno de México le otorgó a la petrolera un beneficio fiscal adicional de USD1.600 millones.