Aramco, empresa saudita productora de petróleo y gas natural, destronó a Apple como la firma más valiosa del mundo en cuanto a capitalización bursátil, signo de la suba de las acciones energéticas y de los precios del petróleo, y de la caída en los papeles tecnológicos.

La empresa de energía, una de las principales productoras de petróleo en el mundo y la mayor exportadora, alcanzó al cierre de la rueda un valor de 2,42 billones de dólares, mientras que Apple, con una caída sostenida en sus acciones en el último mes, se valuó a USD2,37 billones, según las agencias de noticias Bloomberg y AFP.

Apple obtuvo el primer lugar en capitalización bursátil desde 2012 desplazando a ExxonMobil, lugar que conservó desde entonces, excepto por breves periodos donde Microsoft y la propia Aramco obtuvieron dicho sitio. Excepto por Aramco, los cinco primeros lugares en las más valuadas se componen exclusivamente por tecnológicas estadounidenses: Apple, Microsoft, Alphabet (Google), y Amazon, en ese orden.

La petrolera saudí se vio beneficiada en los últimos meses por la suba de más del 60% en los precios internacionales del petróleo -que por momentos superaron los 130 dólares tras el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania-, y el impasse en las negociaciones entre los países de la Unión Europea (UE) para establecer un embargo total en el crudo de Rusia, que impulsó al crudo y los papeles energéticos en general.

El destrono de Apple por una petrolera refleja los últimos movimientos en la economía mundial.

La firma de Cupertino, productora del iPhone y de la Mac, fue, en enero último, la primera empresa en alcanzar un valor de mercado de 3 billones de dólares, pero desde entonces la salida de los inversores de los activos de riesgo afectó especialmente a las acciones tecnológicas, lo cual es una tendencia típica en momentos de incertidumbre económica y de suba en las tasas de interés, como realizó recientemente la Reserva Federal estadounidense.

En ese sentido, el Nasdaq, el índice de Wall Street que reúne a dichas firmas, cayó ayer 3,18% (con las acciones de Apple perdiendo 5,2% y situándose al menor nivel desde noviembre del año pasado), acumulando una pérdida de 12,80% frente a los niveles de hace un año.

A dichos motivos se agrega el temor de que la inflación -que en países como Estados Unidos se encuentra en niveles inéditos desde principios de los 80- reduzca el poder de compra y, especialmente, en bienes como los tecnológicos.

Según indicó Tim Ghriskey, estratega de Ingalls & Snyder, "hay ventas por pánico en muchas tecnológicas y el dinero que sale de allí parece dirigirse en particular a la energía, que por ahora tiene una perspectiva favorable, dados los precios de las commodities".

Resultados

Aramco, cuyos beneficios de este primer trimestre serán anunciados en los próximos días, tuvo ingresos por 110.000 millones de dólares en 2021, 124% más que en 2020, año en que se vio afectada por el desplome en la demanda a causa de la pandemia de coronavirus.

En el caso de Apple, si bien registró el tercer mejor trimestre de ganancias de su historia al comenzar este año; su CEO, Tim Cook, advirtió que la escasez de componentes y las cuarentenas en China podrían costarle a la compañía hasta USD8.000 millones.