Las crisis económicas recurrentes, las mejores posibilidades de desarrollo profesional y la alta presión tributaria fueron algunas de las causas que motivan a los argentinos a emigrar, de acuerdo con un relevamiento realizado por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

Frente al cambio de gobierno nacional, la casa de Altos Estudios realizó una encuesta que indagó sobre el papel de la presión tributaria como motivo para emigrar de la Argentina y el impacto de distintos impuestos sobre esta decisión.

Al respecto, se consultó a aquellos encuestados que consideran abandonar el país por motivos económicos ("crisis económicas recurrentes" y "alta presión tributaria" en la pregunta anterior), si alguna medida económica tributaria particular reafirmaría su decisión de emigrar.

Al respecto, un aumento en la alícuota del Impuesto a las Ganancias fue la opción que más rechazo generó entre los respondientes, en tanto 1 de cada 4 (23%) consideró que tal medida reafirmaría su decisión de emigrar del país. A continuación, se destacó la creación de un impuesto a la compraventa de divisas extranjeras, mencionada por 1 de cada 5 encuestados (20%).

En tercer y cuarto lugar se ubicaron el aumento en la alícuota a Bienes Personales y la imposición de un nuevo impuesto a las propiedades, con el 16% y el 15% de las menciones respectivamente. Finalmente, un nuevo impuesto a las inversiones financieras (10%) y un aumento de los impuestos a la Renta Financiera (8%) recibieron el menor número de evocaciones entre las opciones consideradas.

Un año difícil

El sondeo fue realizado por el Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales (INSOD) de UADE en forma online a fin de medir la voluntad de los argentinos de emigrar del país, haciendo énfasis en la percepción que tienen sobre la presión impositiva y su impacto sobre dicha voluntad de emigrar.

La encuesta estuvo principalmente enfocada a residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires de nivel socioeconómico medio-alto y alto. De un total de 1179 respuestas, divididas equitativamente según género (53% femenino y 47% masculino) y con un promedio de edad de 32 años.

Cuando se los consultó acerca de si habían considerado emigrar del país durante el último año, los resultados fueron contundentes: más de la mitad de los respondientes (55%) han considerado la idea y aún la están considerando, 2 de cada 10 (20%) han considerado la misma, pero les pareció inviable y sólo un 25% no ha considerado la idea de emigrar del país.

Se acaba la paciencia

El 75% de los encuestados dijo que evaluó la posibilidad de emigrar del país durante el último año y mencionó a España como el destino más elegido.

Entre quienes aún están considerando la alternativa de emigrar del país, sus principales razones para esta decisión están vinculadas a las crisis económicas recurrentes, a la búsqueda de mejores posibilidades de desarrollo profesional y a la inseguridad.

Entre quienes no pensaron en emigrar o si bien lo hicieron, lo vieron inviable, la familia y los amigos están entre los 3 principales motivos para quedarse. Las medidas económicas que más refuerzan la idea de emigrar en aquellos que se ven motivados por las crisis económicas y alta presión tributaria son las vinculadas al aumento de los impuestos a las Ganancias, a la Compra/Venta de divisas, a los Bienes personales y a las propiedades.