La producción de vehículos en Brasil volvió a crecer en 2017, 25,2% frente a la de 2016, después de tres años consecutivos de fuertes caídas, estimulada por la recuperación económica y el incremento de las exportaciones, especialmente a Argentina.

Las fábricas instaladas en el mercado brasileño produjeron el año pasado 2.699.672 unidades, poco más de medio millón de unidades por encima de la producción de 2016 (2.156.356), según el balance divulgado en las últimas horas por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Pese a que el mercado interno también reaccionó, el aumento de la producción de vehículos el año pasado fue impulsado principalmente por las exportaciones, que saltaron 46,5%, desde 520.137 vehículos embarcados en 2016 hasta un récord de 762.033 en 2017.

Ese aumento, principalmente a la Argentina (destino de 70% de los vehículos exportados por Brasil), permitió que las exportaciones brasileñas de automóviles pasaran a representar el año pasado 28% de la producción, consignó un despacho de la agencia española de noticias EFE.