La producción de acero crudo creció en octubre 16,1% interanual, al sumar 437.300 toneladas, mientras que la de laminados en caliente retrocedió 18,3% en similar período, con 286.300 toneladas.

Al explicar ese contraste, la Cámara Argentina del Acero, resaltó que el nivel de actividad sigue motorizada por el sector de la construcción y de la maquinaria agrícola, mientras que el freno verificado en laminados en caliente se debió a paradas programadas para el mantenimiento de líneas de producción.

“El sector de la construcción continúa con su tendencia de creciente actividad, impulsando la venta de productos para dicho segmento gracias a la continuidad de la obra pública y al sostenido incremento de los créditos hipotecarios”, señaló la cámara en un comunicado.

A esto se suma el sostenido crecimiento del sector de la maquinaria agrícola que mostró nuevamente en octubre “un alto nivel de despachos destinados a la producción y ventas de cosechadoras, tractores y sembradoras”.

Donde el nivel de actividad no termina de consolidarse, según la cámara del acero, es en el mercado automotriz, que “continúa con altibajos, mostrando una caída durante el mes de octubre respecto a septiembre”.

El informe de la cámara empresaria precisó además que en octubre la producción de hierro primario fue de 347.000 toneladas, con una suba de 23,5% respecto a igual período de 2016 y 26% mayor que en septiembre pasado.

Por su parte, la producción de planos laminados en frío fue de 91.100 toneladas, lo que representó una merma de 27,5% en el interanual y de 27,4% en el cotejo con septiembre de 2017.