La textil Yersiplast Iteva sigue en crisis. Supo contar con dos plantas, una en Catamarca, que cerró hace dos años y otra en Pilar, en donde en los últimos seis meses despidió a 125 trabajadores. Los últimos 50 fueron notificados el viernes pasado.

Especializada en tejidos de punto, fabricaba yerseys, frisas y morleys, entre otras telas. En los últimos dos años no pudo reacomodarse a la apertura de la importación y a la caída de la demanda.

En diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), Facundo Godoy, el delegado de Yersiplast, señaló que entre los despedidos "esta vez también hay administrativos y personal jerárquico. Los telegramas aducen falta de trabajo, aunque hace unos meses habíamos tenido una producción de 7.000 kilos diarios".

De acuerdo a Godoy, "el viernes el gerente general nos explicó que iban a prescindir de algunos clientes porque no le servían a la empresa, ya que pagaban a 90 días, por eso se quedaban con los clientes que pagaban al día, lo que generaría una producción menor. Como se iba a hacer una reestructuración, en ese contexto había que despedir a 50 personas".

En diciembre cuando Yersiplast Iteva despidió la primera gran tanda de 75 trabajadores. Estos últimos despidos, afectaron a gente con más de 25 años de historia en la empresa.

A fin del año pasado, los trabajadores sólo consiguieron que la empresa pague el 80% de las indemnizaciones en cuotas.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos