La venta de autos en Brasil subió 9,23% en 2017 y se recuperó luego de cuatro años de caídas, con más de 2,23 millones de unidades comercializadas, informó la Federación de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave) de ese país.

El resultado aún está lejos de las 3,8 millones de unidades vendidas en 2012, cuando el sector automotor registró su mejor año e incluyó a Brasil entre los cinco mayores mercados mundiales.

Las ventas habían cedido en 2016 hasta 2,05 millones de unidades, su menor nivel desde 2006, según la patronal de los distribuidores.

De acuerdo con datos de la Fenabrave, que mide las ventas a partir de los patentamientos, en 2017 fueron comercializados 2.239.403 autos, utilitarios, camiones y autobuses nuevos.

Luego del pico de 2012, el año siguiente cayeron a 3,7 millones de unidades, en 2014 a 3,5 millones, en 2015 a 2,5 millones y en 2016 a 2 millones, consignó la agencia EFE.

El segmento con mejor resultado en las ventas fue el de automóviles, con un aumento del 9,9%, hasta 1,8 millón de unidades.

Las ventas de utilitarios crecieron 6% (316.000 unidades); las de camiones 3,5% (52.000) y las de ómnibus 10,6%, (15.000).

El sector automotor, que responde por cerca del 4% del PBI brasileño, fue uno de los más afectados por la recesión, que en 2017 se logró revertir.

La Fenabrave prevé que el sector de las concesionarias seguirá recuperándose este año y que las ventas de automóviles y utilitarios subirán 11,9% en 2018, hasta 2,4 millones de unidades, mientras que las de camiones y ómnibus crecerán 8,6%, hasta 72.900.