La venta de autos usados durante julio ascendió a 147.252 unidades, lo que representó una baja del 11,5 % respecto a igual mes del año pasado, debido a las restricciones al comercio y la falta de vehículos, informó la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Sin embargo, si se lo compara con junio, cuando se vendieron 128.037 unidades, la venta registró una suba del 15,01%, y así en los siete primeros meses del año se registraron 744.163 unidades, un 24,11% menos que en igual período de 2019 (980.560 vehículos).

El presidente de la Cámara, Alberto Príncipe, explicó que a partir de las cifras de julio "es indudable que la baja del 11,5% interanual estuvo dada, por los primeros 20 días del mes donde estuvieron cerrados los locales en el AMBA, región que representa la mitad de las ventas en el país".

En ese marco, "los únicos 10 días en que se los comercios de autos usados pudieron trabajar en el AMBA, realizaron operaciones pero no tanto como se pensaba. Hubo muchas consultas pero sobre productos muy específicos", explicó