Las ventas de automóviles usados alcanzaron en noviembre a 158.159 unidades, con un aumento interanual de 21,46%, pero con una baja de 0,5% en relación con octubre, informó hoy la Cámara del Comercio Automotor.

En tanto, las ventas acumuladas entre enero y noviembre alcanzaron a  1.610.906 unidades, con un aumento del  17,34% en comparación con igual período de 2016.

‘La cifra final del año la estimamos por encima de 1.750.000 unidades”, indicó el presidente de la CCA, Alberto Príncipe.

Sostuvo que “muchos se preguntan si con estos volúmenes de venta nos hemos enriquecidos todos, y la respuesta es no”, porque puntualizó que “en este mercado ha desaparecido la rentabilidad, es decir, vender más no es ganar más”.

Destacó que “los grandes descuentos que están realizando las terminales y el ofrecimiento para el público de tasa 0, ha llevado al mercado del autos usado a una situación muy preocupante”.

Príncipe sostuvo que “cada nuevo gobierno genera cambios y recibimos a este con la esperanza que sus decisiones ordenen y creen el ambiente ideal para que se generen inversiones, se creen nuevos empleos y estos nos permitan vivir con dignidad”.

‘Pero, a su vez, en este nuevo orden debiera tenerse en cuenta el esfuerzo de los que ya invertimosá y sostenemos empleos y estructuras aún en situaciones adversas a nuestra economía”, indicó el dirigente empresario.

Remarcó que “esto no puede ser eterno, necesitamos los cambios que moderen los impuestos a un lugar razonable y que se escuchen nuestrasá demandas”.

Las provincias que registraron las mayores subas fueron Río Negro (30,14%), El Chaco (25,62%) y Catamarca (22,81). En la Ciudad de Buenos Aires las ventas aumentaron un 17,89% y en la Provincia 17,42%. El único distrito que mostró una baja fue Santa Cruz (-6,44%).

Los modelos de segunda mano más vendidos fueron el Volkswagen Gol, el Chevrolet Corsa y el Renault Clío.