La venta de motos usadas creció un 4,49% anual en 2017, al alcanzar las 279.570 unidades.

La expansión de este mercado se dio en un año caracterizado por el crecimiento de la comercialización de motos cero kilómetro, que registró su segundo mejor año de la historia.

Así lo informó la división Motovehículos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) en un comunicado.

En los datos anuales se observa que el segmento de mayor volumen, por escasa diferencia, es el de las motos de 126-250 centímetros cúbicos, con el 41 por ciento.

En segundo lugar de las ventas de motos usadas quedaron las unidades con entre 101 y 125 centímetros cúbicos, con una participación del 39 por ciento.

La marca que lidera este mercado es Honda con 31,9% del total de la torta, prácticamente duplicando a Yamaha, que tiene el 16,5 por ciento.

En cuanto al tipo de rodado, el 92% de los transferidos fueron motocicletas y el 8% restante del mercado se divide en forma equitativa entre scooters, cuatriciclos y ciclomotores.

A nivel país se sigue observando un claro protagonismo de las grandes jurisdicciones tales como Buenos Aires (37,4%), Córdoba (14,6%), Santa Fe (13,6%) Capital Federal (5,5%) y Mendoza (4%).

Gustavo Bassi, presidente de la División Motovehículos de Acara, dijo que tras este primer reporte del mercado de motos usadas la entidad dará informes periódicos. "Es parte del crecimiento y la profesionalización del sector en la que estamos trabajando e insistiendo para que todos los actores de nuestro mercado podamos ser cada vez más competentes", agregó.

Con respecto a los modelos nuevos, unas 690.000 motos fueron patentadas en 2017, con un crecimiento superior a 40% con respecto a 2016, lo que permitió quebrar tres años de caída consecutiva tras el año récord de 2013.