La cantidad de puestos callejeros de venta ilegal retrocedió en febrero casi 69% respecto a igual período de 2017, según un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

En febrero se detectaron 241 puestos de venta ilegal callejera en las áreas relevadas por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), lo que representó una baja de 68,7% en relación con la medición de doce meses atrás y un aumento de 58,5% respecto de enero pasado.

La baja interanual registrada estuvo vinculada a la reducción de la venta ilegal en las avenidas Pueyrredón, Avellaneda y zona de Liniers.

Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 86,7% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales.

Dichas cuadras representaron el 31,3% del total de las cuadras afectadas, lo que sugiere que controlando una pequeña porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal.

La calle Perú -en pleno microcentro- concentró, 81 stands, con una participación de 42,8% en el total.