La venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires cayó 72,9% en noviembre, de acuerdo con un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Durante noviembre se detectaron 500 puestos de venta ilegal callejera en las áreas relevadas por la entidad en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo al último informe elaborado por el Observatorio de Comercio y Servicios de la Entidad.

Esto representó una baja de 72,9% en relación a la medición de noviembre de 2016 y una suba 1,2% respecto a octubre de 2017.

La baja interanual registrada estuvo vinculada a la reducción de la venta ilegal en las avenidas Pueyrredón y Avellaneda.

Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 70% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales, y representaron el 16,9% del total, "lo que sugiere que controlando una pequeña porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal", indicó la CAC.

La zona de Liniers concentró, en total, 199 puestos, con una participación de 45,8% en el total detectado en avenidas y calles; y la cuadra más perjudicada de toda la ciudad fue la avenida Rivadavia al 11600, donde se relevaron 56 puestos.