La venta ilegal callejera subió 21,3% en mayo respecto del mes anterior en la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo con un relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en mayo pasado se detectaron 724 puestos de venta ilegal callejera.

Esto representó una caída de 37,5% en comparación interanual con el mes inmediatamente anterior al comienzo de las restricciones por la pandemia (febrero de 2020), mientras que el relevamiento mostró una suba de 21,3% en relación a la medición previa en abril de 2021.

Las diez cuadras más afectadas contuvieron al 72,8% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales.

"Asimismo, representaron el 28,6% del total de las cuadras afectadas, lo que sugiere que controlando una pequeña porción de territorio se lograría una reducción significativa de esta actividad ilegal", indicó la CAC.

El principal centro de comercialización ilegal para esas categorías fue la zona Once, entre las avenidas y calles y la estación Constitución, entre las estaciones y plazas, que concentraron en total 322 stands, con una participación de 63,8% en el total detectado en avenidas y calles.

Mientras que la cuadra con mayor nivel de actividad comercial ilegal fue Bartolomé Mitre al 2400, donde se relevaron 65 puestos. En segundo lugar se ubicó la avenida Corrientes al 2300, con 56 stands.

El rubro más comercializado fue indumentaria y calzado, que abarcó el 59,9%, seguido por alimentos y bebidas con el 19,8% del total.

Por otro lado, no se registraron cambios en los casos de piratería respecto a abril de 2021, al detectarse un total de 436 casos y la zona Once se posicionó como la principal zona de venta de productos falsificados.