El Instituto Nacional de la Yerba Mate ( INYM) señaló que durante los últimos meses de 2018 se mantuvo la tendencia positiva para el consumo de infusiones, las cuales podrían alcanzar el récord. Además mejoraron las exportaciones.

Entre enero y noviembre del año pasado, los despachos con destino al mercado interno alcanzaron los 244,1 millones de kilos, lo que representa 2,2 millones de kilos por encima de las ventas concretadas durante el mismo período de 2017, en un contexto de recesión y caída del consumo en otros productos de la canasta familiar.

Simultáneamente, las exportaciones de yerba mate argentina también se encaminan a cerrar el 2018 con un récord histórico, dado que en los primeros 11 meses los embarques sumaron 40,5 millones de kilos, con una suba del 44% interanual.

En ese sentido, el incremento fue de 12,4 millones de kilos, sobre todo por la recuperación de los embarques a Siria (principal destino de la yerba mate argentina en el extranjero) como así también por la consolidación de Chile (segundo).

También se suma la presencia de otros mercados "nostálgicos", conformados por las comunidades de materos distribuidas fundamentalmente en los Estados Unidos y Europa, según el informe del Instituto.