El iPhone X sale a la venta hoy y el frenesí ya se comienza a sentir. Mientras que algunos usuarios están utilizando herramientas en línea para rastrear aviones y saber exactamente cuándo salió de China su iPhone X , algunos más están recibiendo actualizaciones favorables a su tiempo de entrega, indicando que el celular les llegará antes del tiempo estipulado.

Desde ayer grandes cantidades de gente y largas filas rodearon las tiendas minoristas de Apple en Singapur, Japón y Australia, recordando las multitudes que se formaron el primer día de ventas del iPhone el 29 de junio de 2007. Una gran diferencia es el precio: el modelo básico del iPhone X cuesta u$s999, el doble del precio inicial de u$s499 de la primera versión, explica Bloomberg.

Videos y fotos publicados en Twitter mostraron ayer a los guardias de seguridad seccionando a quienes esperaban en fila afuera de la tienda en Orchard Road de Apple en Singapur.

En Sidney, los fanáticos instalaron sillas playeras, mientras que otros vendieron sus puestos en las colas unas horas antes de que el teléfono salga a la venta en la región. Las filas fuera de la tienda de Apple en Ginza, Tokio, dio la vuelta a la manzana.

Apple es conocida por generar expectativa alrededor de cada nuevo lanzamiento de iPhone. Pero en los últimos años, los pedidos en línea y otras opciones de compra redujeron las líneas en las tiendas físicas.

Este año, Apple ha promovido enérgicamente el iPhone X, y nuevas características como el reconocimiento facial y una pantalla de borde a borde están alimentando la demanda.