La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció que se encuentra en la fase final de desarrollo un pase de salud digital denominado "IATA Travel Pass", que apoyará la reapertura segura de las fronteras a nivel global y que buscará consolidar la recuperación de la industria aerocomercial.

El anuncio fue formulado por el CEO y director general del organismo, Alexander De Juniac, durante la apertura de la Asamblea Anual de IATA, que congrega -de manera virtual- a las empresas aerocomerciales, fábricas, proveedores y entidades vinculadas con la industria.

"Hoy las fronteras están doblemente cerradas. Las pruebas de Covid-19 son la primera clave para permitir viajes internacionales sin medidas de cuarentena. La segunda clave es la infraestructura de información global necesaria para gestionar, compartir y verificar de forma segura los datos de prueba que coincidan con las identidades de los viajeros de conformidad con los requisitos de control fronterizo", sostuvo De Juniac.

Remarcó que "ese es el trabajo del IATA Travel Pass. Lo llevaremos al mercado en los próximos meses para satisfacer también las necesidades de las diversas burbujas de viajes y corredores de salud pública que están comenzando a operar".

"Los gobiernos están comenzando a utilizar las pruebas como un medio para limitar los riesgos de la importación de Covid-19 al reabrir sus fronteras a los viajeros sin medidas de cuarentena. IATA Travel Pass gestionará y verificará el flujo seguro de las pruebas necesarias o la información sobre vacunas entre gobiernos, aerolíneas, laboratorios y viajeros", insistió el directivo.

Destacó que "aunque las noticias recientes sobre vacunas son alentadoras, literalmente no podemos permitirnos esperar a que la mayoría reciba una vacuna antes de reabrir nuestras fronteras. El progreso de las vacunas no debe distraer la activación de las pruebas previas antes de iniciar un vuelo".

Desde que se inició el aislamiento hace ocho meses, más de cuarenta aéreas de todo el mundo han quebrado o solicitado protección y la consultora IBA Group asegura que de extenderse la inactividad podrían sumarse otras treinta empresas a la lista en los próximos meses.

Enfatizó que "debemos empezar a reabrir ahora sin demora, porque reiniciar de forma segura la conectividad global ayudará a poner en marcha la economía global, salvar puestos de trabajo y mejorar la situación de las empresas, y es por eso que es nuestra máxima prioridad".

Destacó que desde IATA están trabajando "en conjunto con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Mundial de la Salud (OMS), las autoridades de salud pública de los Estados individuales y, por supuesto, de nuestros miembros y partes interesadas de aeropuertos y proveedores de navegación para viajes, con un enfoque de múltiples capas para reducir el riesgo de transmisión durante el viaje".