La automotriz Nissan retomará en estas horas las operaciones en su planta industrial de Santa Isabel, en la provincia de Córdoba, donde reiniciará la producción de las nueve versiones de la pick up Frontier y de otras cuatro que destina al mercado brasileño.

Por su parte, el próximo 29 de junio, la estadounidense  General Motors reiniciará la producción en su complejo automotor ubicado en Alvear, Rosario, bajo estrictas normas de seguridad e higiene para todos los empleados y proveedores, conforme a los protocolos globales de la compañía para la prevención en la transmisión del Covid-19.

De esta manera, la actividad de la industria automotriz busca la normalización de sus actividades después de similar paso dado en las últimas semanas por las terminales de Volkswagen y Ford, en General Pacheco, Toyota en Zárate, Peugeot-Citroën en El Palomar; Mercedes Benz, en Virrey del Pino, y Fiat y Renault, en Córdoba.

Nissan también prevé para el lunes 22 la reapertura de la planta ubicada en la región brasileña de Resende, donde la marca produce los modelos March, Versa y el Nissan Kicks.

El regreso a las operaciones se producirá en ambas plantas asegurando la aplicación de los protocolos de seguridad para prevenir la expansión de coronavirus.

Este protocolo se denominó "Seguro y Limpio" y aplica no solo para los empleados de Nissan sino para todo su ecosistema de negocios.

Los empleados de la marca tendrán disponible un sitio web que les permitirá realizar un autodiagnóstico antes de salir de su casa.

En caso de presentar las condiciones adecuadas, los colaboradores aplicarán las recomendaciones previstas bajo este protocolo para salir de sus hogares y llegar a sus puestos de trabajo.

La presencia en oficinas y en las fábricas se organizará en turnos para evitar aglomeraciones de personas y asegurar la distancia social.

Por otro lado, las prácticas como el home office y el uso de múltiples plataformas virtuales serán iniciativas que continuarán vigentes.

Nissan realizó en Argentina una inversión de USD600 millones en una nueva línea de producción en el Complejo Industrial Santa Isabel, en la provincia de Córdoba, como parte del proyecto de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

General Motors

En el caso de General Motors, Federico Ovejero, Vicepresidente para Argentina, Paraguay y Uruguay, indicó que “la salud y seguridad de nuestro empleados y colaboradores es nuestra prioridad y estaremos capacitando a todo el personal que ingrese a nuestro parque industrial para garantizar su trabajo en la reanudación de nuestra producción”.

Por su parte, Claudio Vulcano, Director de la planta, aseguró que los protocolos instrumentados “contemplan las mismas medidas preventivas que el resto de las plantas de GM en el mundo que ya están funcionando”. “Además, los protocolos se compartieron con el sindicato SMATA con quienes se trabaja en forma conjunta a través del Comité mixto de Higiene y Seguridad”, agregó.

El reinicio de producción será hará en forma gradual y en un solo turno para producir el Chevrolet Cruze para el mercado argentino y principalmente los mercados de exportación, que incluyen Brasil, Paraguay y Uruguay.