Envueltas en el cepo cambiario, las automotrices critican con fuerza al Banco Central por trabar las autorizaciones para ampliar la compra de dólares, que actualmente es de US$2 millones mensuales por terminal para cancelar deudas anteriores al 31 de agosto.

Fuentes de las empresas fabricantes de vehículos aseguraron anoche a BAE Negocios que "el Banco Central pide veinte millones de papeles de lo que se te ocurra, en vez de decirte no te voy a prestar". Para el conjunto de las terminales, "esto genera más de una preocupación; estás mandando un mensaje muy malo a las casas matrices", añadieron.

Por otra parte, consideraron que el plazo de 30 días para la liquidación de divisas provenientes de exportaciones "en algunos casos no es suficiente, está generando ruido". La parte de la historia no narrada por las automotrices radicadas en la Argentina es que la deuda con el exterior se generó especialmente con las filiales de Brasil, de donde provino un excesivo volumen de importaciones de automóviles, muy por encima del acuerdo firmado en 2015.

Luego del tratado automotriz por diez años firmado con Brasil, el sector autopartista criticó al Gobierno por haber perdonado a las terminales el "desbordado" volumen de vehículos importados, ya que la relación entre importaciones y exportaciones (Flex) con el gigante del Mercosur fue mucho mayor a la fijada en el anterior tratado bilateral. El coeficiente del flex no debía superar US$1,5, pero el desvío fue mayor y alcanzó US$1,72. Esto significa que debían aplicarse millonarias multas para las terminales que el Gobierno decidió condonar, habiendo afectado la producción nacional de vehículos y piezas.

En otro cuestionamiento al BCRA, desde la fábricas dijeron que "es importante destacar lo desacertado de la medida en la generación de confianza en el país. No tanto por los pagos sino por el miedo de volver al cepo. Todo se retrae". Otro efecto colateral de las medidas cambiarias es que el plazo de 30 días dificulta la importación de piezas desde empresas vinculadas: "Treinta días para cobrar es poco plazo...normalmente son entre 30 a 120 días dependiendo el mercado", ampliaron.

Deuda polémica
Hace escasos días, desde AFAC afirmaron que "nos parece una mala señal que se condonen incumplimientos, cuando las reglas de juego estaban muy claras para todos los operadores".

Por cada dólar exportado a Brasil, se podía importar US$1,5 de productos automotrices (vehículos y autopartes), con derechos de importación del 0% y viceversa en el caso de Brasil. En el primer año del acuerdo, el "flex" fue US$1,71; el segundo año, US$2,16; el tercer año (julio 2017 a junio 2018), US$2,11; y recién con el derrumbe industrial el coeficiente bajó, pero alcanzando un promedio de US$1,72.

Desde junio de 2018, la caída de las importaciones argentinas y una ligera recuperación de las exportaciones dieron lugar a que el coeficiente del flex del período julio-noviembre se sitúe en US$1,08. Es decir, que debido a la aguda recesión económica del país y no a un mayor compromiso de las automotrices, el flex bajó. En los meses de octubre y noviembre, fue de US$0,98 y US$0,76, respectivamente, por el derrumbe industrial que se notó en los números finales de producción que, a pesar de la expectativa sectorial, estuvieron por debajo de 2017.

Ver más productos

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos