Google anunció que a partir del 2022 las cookies dejarán de funcionar en varios sitios. Las agencias de publicidad mostraron su preocupación por la nueva medida ya que las afectará de forma directa.

Las agencias de publicidad dependen en un 90% del uso de cookies 

En el último tiempo la demanda de los usuarios sobre su privacidad y la posibilidad de dejar de lado a una de las herramientas absoletas creció, por lo que impulsaron a que el navegador principal de Google se sume al listado de todos aquellos que no permiten rastrear y almacenar datos personales.  

La compañía está buscando equiparar a Chrome con sus competidores directos como Firefox o Safari, empresas que trabajan con restricciones de cookies de terceros. Con las nuevas medidas, los internautas podrán habilitar la opción de no compartir su información y actividad cuando se encuentren conectados. 

Actualmente, las empresas se encuentran en la búsqueda de crear perfiles de sus consumidores, conocer sus preferencias y poder adaptar sus estrategias a tiempo real. En este campo, tanto la publicidad online, como otras formas de Data Mining (minería de datos) toman relevancia. 

¿Qué son las cookies y para que sirven?

Las cookies son fragmentos de código que se encuentran en los navegadores de las personas y se mantienen en la web a través de la navegación. Las cookies lo que hacen es permitir guardar determinada infromación, que se encuentra correctamente segmentada vía datos, y así lograr tomar las decisiones por parte de las compañías al vender ciertos procutos a la persona a la hora de buscar. 

Para Silvio Pestrin Farina, fundador y CEO de The Cyprinus, la modificación que realizará Google el año próximo, modificará el sector publicitario de raíz. Según Pstrin el cambio será "un fuerte  sismo en la industria, ya que las cookies son una herramienta clave utilizada por los anunciantes para rastrear a los posibles clientes a medida que navegan por internet. El hecho de que Chrome (el navegador más usado del mundo con un marketshare del 64%) las esté eliminando, supondrá para las agencias digitales la búsqueda de nuevos canales para la captación de clientes”.

¿Qué pasará con la publicidad?

Según indicó Interactive Advertising Bureau -IAB-, se estima que la práctica publicitaria de segmentación a través de los anuncios que son dirigidos a nivel mundial representan una inversión de más de 300.000 millones de dólares. 

Por el momento, Google se encuentra analizando de manera provisoria la sustitución de cookies por medio de un nuevos sistema alternativo llamado FLoC (Federated Learning of Cohorts). La nueva opción a trata se basa en el agrupamiento de intereses similares por parte de los usuarios, pero la diferencia a las cookies es que no se focaliza en una sola personas, sino que actúa con grupos de usuarios. 

Contextualizandose en el futuro de búsquedas, Pestrin Farina señaló que “The Cyprinus tomará un papel sumamente relevante, ya que continuaremos ofreciendo el minuto a minuto de los hábitos de compra a través de complejos algoritmos y machine learning, sin necesidad de la intervención de cookies”. 

“La diferencia radica en brindar la chance a las empresas de acceder a clientes target. Una agencia digital puede saber si una persona navegó determinados sitios buscando un partido de tennis, pero de ninguna manera puede saber si esa persona juega al tennis una vez a la semana y allí se instala nuestro diferencial”, agregó.

Cookies, usuarios y Chrome 

La eliminación de las cookies de terceros en el navegador de Chrome, no tendrá un impacto directo en el servicio que presta la compañí: “El uso de una pequeña pieza de código, llamado SDK, nos permite obtener de manera anonimizada el ‘journey’ de los clientes”, cuenta el CEO. “Ese gran volumen de datos es procesado para lograr obtener +175 atributos comportamentales. Así por ejemplo, podemos saber si una persona utiliza transporte público en días laborales pero usa su auto los fines de semana, o bien, si frecuenta cadenas de comida rápida, cuenta con el servicio de fintechs, entre otros”.

Proivacidad para los usuarios de Google 

Uno de los puntos que preocupa a los usuarios, empresas y gobiernos luego de darse a conocer el caso de Cambridge Analytica, es la transparencia que se genera en el manejo de datos personales. 

Por su parte, Pertin Farina comentó que el aparato es clave y que con lo que comparte es imposible "trabajar de manera totalmente anonimizada con los datos obtenidos, cumpliendo con normas internacionales GDPR y LOPD sobre su protección y uso, de esa forma lo hacemos en nuestra compañía”.