En este nuevo entorno digital, caracterizado por una feroz competitividad de los mercados, las compañías se han dado cuenta de la importancia clave que ocupa el talento en sus organizaciones para conseguir adaptarse a los requerimientos de unos clientes plenamente informados, muy exigentes y con gran capacidad de influir en el desarrollo de sus negocios. Bajo este contexto, uno de los desafíos más importantes para las organizaciones durante los próximos meses será incorporar las estrategias utilizadas para el conocimiento exhaustivo de los clientes "Customer Centricity" a sus políticas de talento, con el objetivo de mejorar la experiencia laboral de sus profesionales.

Siendo consciente de este nuevo enfoque, la empresa de soluciones digitales Meta4, elaboró una guía para facilitar a los profesionales de Recursos Humanos información para mejorar la experiencia de sus empleados.

1. Escuchar activamente a los profesionales. Conocer las expectativas, intereses, percepciones y necesidades. El entendimiento de todos estos aspectos "emocionales" y generadores de experiencias reportará una serie de beneficios concretos para las empresas como en una mayor calidad del empleo y una mejora de las oportunidades de desarrollo.

2. Involucrar a los empleados en el diseño y desarrollo de los planes. Recursos Humanos debe involucrar a los empleados en el diseño de todas sus acciones, pensar "con" y no "por" ellos, dejando a un lado el papel paternalista que tradicionalmente ha venido desempeñando.

3. Contar con la colaboración de los Managers. Hoy en día la frase "tu jefe es tu empresa" cobra más fuerza que nunca. La influencia de los Managers y líderes de las organizaciones sobre la percepción que tienen los empleados sobre su empresa es fundamental.

4. Ganar agilidad y flexibilidad. Recursos Humanos debe dar un salto cualitativo para adaptarse de manera exponencial a todos los cambios a los que se enfrentan hoy en día sus organizaciones. Sin embargo, de forma paradójica, conseguir esta agilidad resulta a menudo complicado, teniendo en cuenta la gran cantidad de elementos regulatorios a los cuales la función de RR.HH. se encuentra sometida.

5. Cuidar la relación con los empleados y colaboradores en todas sus fases. Resulta de suma importancia analizar y cuidar las experiencias del profesional durante todo su ciclo de relación con la empresa. No solo durante su etapa como empleado, sino también en su etapa previa como candidato, y en la posterior como ex empleado de la organización.

6. Diseñar planes de talento personalizados y adaptados a las necesidades de cada profesional. De forma similar a lo que hacen las empresas con sus clientes, RR.HH. tiene que enamorar a unos empleados que demandan "productos" personalizados y adaptados a sus necesidades.

7. Aprovechar los beneficios de la tecnología. En la era de la digitalización, la tecnología se ha convertido en un vehículo necesario que nos proporciona esa agilidad y velocidad tan necesaria para superar con éxito los retos actuales a los que se enfrentan nuestras organizaciones.

8. Fomentar la innovación. El uso de metodologías ágiles, como el Design Thinking, que fomenten la innovación en las compañías para la generación de productos y servicios diferenciadores y adaptados a las necesidades de los clientes actuales, se ha convertido en un aspecto clave.

9. Implementar nuevas fórmulas de trabajo. La transformación del mercado laboral marcado por la digitalización, la incorporación de nuevas generaciones o la globalización, ha provocado la aparición de nuevas fórmulas de trabajo para dar respuesta a estas necesidades.

10. Utilizar el marketing como referencia. Recursos Humanos se ha dado cuenta de los numerosos beneficios que puede obtener del marketing, considerándolo como una fuente de aprendizaje.