La emergencia sanitaria provocó un cambio drástico en el comportamiento de los ciudadanos y las empresas que están comprendidas dentro de las excepciones también tienen que adaptarse a esa nueva realidad.

De esa forma, compañías de servicio, supermercados y farmacias han lanzado diversos protocolos para seguir atendiendo a sus clientes dentro de un contexto excepcional.

Por caso, Farmacity estableció un cronograma especial para mantener abiertos los locales en los horarios habituales. Los clientes podrán acceder a la reserva de medicamentos a través de su aplicación e implementaron el envío gratis de medicamentos a domicilio a través de Rappi y Glovo. Además, habilitaron un canal exclusivo para la población de riesgo para que puedan reservar lo que necesitan. También aplican un descuento del 15 %, para quienes abonen sus compras con código QR desde la app de Mercado Pago.

Por su parte, la distribuidora de gas Naturgy debió cerrar todas sus oficinas pero seguirá asistiendo al público a través del canal de atención telefónica fonoGas y en forma virtual. Todos los clientes pueden adherirse a F@ctura por mail, lo que les permitirá recibir sus facturas en formato digital. Estrategias similares de atención online están llevando adelante todas las otras compañías de servicios esenciales, como luz, agua y telefonía. No obstante, como los call centers no están operando, las empresas no pueden atender normalmente el flujo de llamados de los usuarios.

Los supermercados también han intensificado sus estrategias online. Sin embargo, en los últimos días su logística se ha visto desbordada. Clientes que han realizado pedidos en sus páginas (muchas de las cuales han colapsado durante la semana pasada) deben esperar una semana para que la mercadería llegue a su casa.