Las ventas de calzado cayeron 1% en el primer cuatrimestre del año, con respecto a 2017, al totalizar 46 millones de pares.

Esto se debe a una caída de la producción del 2,5% y a la desaceleración de las importaciones, según un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

En el primer cuatrimestre los valores importados sumaron u$s232 millones, un 5% por encima de los u$s221 millones del mismo período del año anterior.

Los calzados de cuero tuvieron un aumento de 23,3% en sus valores, los de plástico y caucho 20,2% y los calzados de material textil 5,6%.

Además, continuó el crecimiento de las exportaciones del sector, aunque con una desaceleración. Las ventas al exterior crecieron un 5%, al pasar de u$s3,7 millones a u$s3,9 millones.

El origen de las importaciones de calzado exhibió un Brasil como el principal proveedor en el primer cuatrimestre, con una participación del 33,4% medido en valores. Le siguieron Vietnam, con una participación del 29,4%, y China, que acaparó el 22,9% del total de las importaciones argentinas. Detrás de ellos, se ubicó en Indonesia, con 11,6 por ciento.

Durante el primer cuatrimestre de 2018, las exportaciones tuvieron un cambio significativo: China lideró el ránking, con el 30,2% del total, luego de no tener registro en el mismo período de 2017. Le siguen Uruguay y Chile, con una participación del 28,9% y del 28,7%, respectivamente.

Los Estados Unidos se ubicó en el cuarto lugar de destino, con el 3,4%, y se destaca una caída en los envíos a ese país del 55,9 por ciento.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores "la devaluación del peso en términos reales protege la producción nacional de calzado y redundará en una mayor competitividad del sector".

Preocupación

En los últimos dos años las industrias del calzado y la marroquinería de la Argentina están viviendo un período de caída de ventas, lo que ya ha producido innumerables cierres de empresas y reducción de trabajo en las que aún se mantienen en actividad. Horacio Moschetto, secretario de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), confirmó que en el sector existe un "sentimiento de profunda preocupación" al sostener que observan "alarmante que la caída del mercado interno es cada vez más acentuada".

La industria del calzado de Argentina venía creciendo en producción, hasta llegar a 125 millones de pares en 2015. Pero que, a partir del cambio de gobierno, el sector ya cayó por debajo de los 100 millones.