El sector de infraestructura reaccionó en forma positiva en 2017 al avance de los planes del Gobierno para aumentar la competitividad de la economía, y los ejecutivos de las empresas aseguran que inician 2018 con expectativas por los proyectos, bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP), que se esperan en los segmentos de logística, transporte y energía.

El director ejecutivo de Siemens, Javier Pastorino, señaló que "en 2017 consolidamos nuestro crecimiento en el país, superando el volumen de negocio planificado y aumentando nuestra dotación de personal en un 10%". Precisó además que "la empresa trabajó en numerosos proyectos en las áreas de energía, transporte e industria".

"Siemens ha decidido ser un protagonista clave en esta nueva etapa, y por ello comprometimos nuestro fuerte apoyo a los ambiciosos planes de expansión y modernización de infraestructura anunciados por el Gobierno en 2016", afirmó Pastorino a la agencia Télam.

El Gobierno tiene un plan de expansión y modernización de la infraestructura

Por su parte, el gerente general de AESA, Adrian Mascheroni, destacó que "aunque esperábamos un 2017 difícil, el último semestre mostró una tendencia ascendente de inversiones", y señaló que "la actividad de fabricación aumentó fundamentalmente por la producción de módulos para proyectos de gas en Vaca Muerta".

"Las perspectivas para 2018 son favorables: queremos mantener el nivel de actividad de los últimos años enfocadas a servicios y al abastecimiento de ingeniería y construcción de nuevos proyectos que, a medida que se vayan sumando, contribuirán a la incorporación de personal", afirmó el ejecutivo.

El director general de Air Liquide, Gonzalo Ramón, remarcó que "continuaremos con el aumento de la actividad industrial en 2018, especialmente para potenciar las grandes proyectos en desarrollo que verán la luz", afirmó.

El inicio de producción de una sexta planta de oxígeno en un cliente siderúrgico y la construcción de una nueva planta de hidrógeno en una refinería, sumados a otras inversiones, prometen un año de crecimiento", aseguró Ramón.

El director general de ABB, José Paiva, evaluó que "fue un año de asimilación de muchos cambios, de corrección de expectativas y en el cual las empresas terminan de tomar las decisiones que serán fundamentales para los próximos años de Argentina".

"Para 2018 nuestras expectativas son positivas. Invertiremos u$s4,5 millones. Estamos participando del Plan RenovAR, y confiamos mucho que este proyecto del Gobierno de desarrollar las energías renovables tiene un futuro importante", afirmó Paiva.

ABB es una corporación cuya sede central está en Zürich, Suiza, y que se dedica al desarrollo de tecnologías de generación de energía eléctrica y en automatización industrial.

En tanto, el presidente de Isla Power, Martín Pochtaruk, remarcó que la empresa decidió "apostar a la Argentina este año aprovechando la experiencia en el desarrollo de energía renovable", y puntualizó que participó "de la licitación de RenovAR 2, con cinco proyectos y un total de 302 megavatios".

"Esperamos con ansias el 2018, pues traerá el avance de los grandes proyectos ya existentes, el desarrollo de proyectos nuevos tanto para las licitaciones del Gobierno como para la venta a privados, así como el nacimiento del negocio de la generación de energía distribuida", indicó Pochtaruk.

Por último, el director ejecutivo de Wabee, Claudio Figuerola, afirmó que "será clave que se consoliden las políticas para favorecer el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, la generación de empleo y el acceso al crédito para inversiones productivas".