Nacidos entre 1981 y 1995, los millennials son cada vez más mimados por las empresas. Saben que prefieren calidad a precio y son fieles a las buenas marcas. Las áreas de marketing buscan crear productos para seducirlos. Desde emprendimientos inmobiliarios, vinos, colchones, hasta una aplicación que permite tener una cuenta bancaria, pero sin ser un banco tradicional.

En 2013, la revista Times definió a los millennials. “A nadie le gustan. Son vagos, egocéntricos, narcicistas. No levantan la vista de su móvil y ven la vida a través de un filtro de Instagram”. El economista Iñaki Ortega disiente. “Los millennials han venido a reinventar el capitalismo. Es una generación que busca cambiar el mundo no por idealismo, sino porque lo puede hacer, el cambio tecnológico se los permite”.

A la hora de pensar productos e ideas, en primer lugar tienen que ser muy atractivos y deben hacerles más fácil la vida. En España, funciona Bnext, el primer marketplace bank, que permite crear una cuenta mediante el OpenBanking de forma gratuita desde un celular. Desde allí se puede enviar y solicitar dinero sin costo, con sólo poner 25 euros en la cuenta se recibe una tarjeta de débito que permite sacar dinero de los cajeros sin pagar comisiones. “El primer banco creado por millennials para millennials”, fue bautizado por los españoles.

Bodega Nieto Senetiner lanzó Fran con el eslogan “Antes de la madurez, después de la inmadurez” dirigida al codiciado segmento que hoy ya tiene entre 37 y 23 años. Se trata de vinos mendocinos que se presentan en variedades malbec, cabernet sauvignon, chardonnay y un blend. No son los únicos, hasta la Liga de Enólogos lanzó un vino para millennials.

Real estate

En el rubro inmobiliario también hay novedades. Dirigido a jóvenes, Alley, se presenta como un proyecto residencial de viviendas con espíritu millennial, cosmopolita y sustentable, ubicado en Recoleta. Rodeado de espacios verdes, con cocina comunitaria, un espacio de co-working y huerta urbana.

Producido con la garantía de colchones Piero, Colchónbox es un colchón que se entrega compactado y embalado en una caja de 110 x 45 centímetros. Dirigido a un público millennial, se comercializa por internet, además de los puntos de venta tradicionales. Algo práctico, a un precio competitivo y de calidad, para los que se mudan y buscan ahorrar en flete y espacio.

Si bien muchos aseguran que los millennials ya están creciditos y ya comenzaron a ser desplazados por los centennials, nacidos a partir del inicio del nuevo milenio, no es tan así. Esta flamante generación no supera los 18 años, por lo tanto hay bienes a los que aún no pueden acceder sin ayuda económica. Por eso, las marcas en su mayoría apuntan a los millennials.