El 2020 de la pandemia fue todo un desafío para las franquicias. Luego de pasar los primeros meses de estricto aislamiento con ingresos magros, empresas de todos los rubros se subieron a la ola de la reconstrucción. Así se adaptaron a la nueva realidad con nuevas tecnologías, espacios más funcionales y modelos low cost.

Gracias a esas modificaciones, lograron capear el temporal. En 2019, las franquicias habían generado el 2% del Producto Bruto Interno (PBI), es decir, unos USD8.000 millones. En el trimestre abril-junio del año pasado las ventas del sistema cayeron 70%, a fines de agosto la caída alcanzaba el 48% y los especialistas calculan que el año pasado terminó con una baja en la facturación promedio del 35 por ciento.

"Tuvimos un impacto menor que el comercio tradicional, que debió cerrar el 25% de sus locales. Los cierres de las franquicias no llegaron al 14 por ciento. Creemos que hasta marzo de este año se va a mantener la tendencia del último trimestre del 2020 y que, si la pandemia empieza a ceder, el segundo semestre va a comenzar a sentirse una recuperación lenta", le explica a BAE Negocios Sebastián Kantor, Vicepresidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF) y fundador de The Coffe Store.

A finales de 2019, había cerca de 1.100 marcas franquiciantes y unos 30.000 puntos de venta que generaban 200.000 empleos directos. En lo peor del aislamiento, tuvieron que cerrar unos 4.500 comercios y se perdieron 36.000 empleos. Sin embargo, a partir de julio se abrieron 800 puntos de ventas con formatos adaptados a la nueva realidad. "Lamentablemente, la reconversión no alcanzó a crear empleo neto, aunque sí a atenuar su ritmo de caída." afirmó Susana Perrota, Presidente de la AAMF.

Así aparecieron locales gastronómicos que están abierto las 24 horas, con servicios de delivery, take away y aplicaciones.

También explotaron los dark stores (tiendas fantasma). Espacios ubicados en zonas de mucha demanda que sirven para abastecer a aquellos consumidores que compran a través del comercio electrónico, una herramienta que creció cuatro veces durante el aislamiento. Esos lugares se stockean diariamente y, en función de conocer el consumo de esa zona, se planifica que ítems son necesarios para satisfacer la demanda.

Además, crecieron en forma exponencial las franquicias que ofrecen servicios de educación virtual con inversiones no tan grandes.

"Algunos de estos formatos llegaron para quedarse. Creemos que las franquicias son una gran oportunidad para refugiarse en estos momentos. De hecho, durante la pandemia recibimos muchos pedidos y seguimos teniendo interesados", concluye Kantor.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

River Plate: la carrera de los empresarios por el sillón presidencial ya comenzó

Matías Barreiro aspira a ver a River con un millón de socios

Globant continúa con su maratón de compras: ahora se quedó con una tecnológica británica

Globant tiene oficinas en 16 países del mundo

Sustitución de importaciones: empresa nacional fabricará durmientes para la red ferroviaria

Sustitución de importaciones: empresa nacional fabricará durmientes para la red ferroviaria

El fabricante local de pinturas que nació en 2001 y, en plena pandemia, estrena planta y suma personal

La demanda de revestimientos y pinturas viene creciendo

Cresud vende un frigorífico por 10 millones de dólares

Se vuelve a abrir el mercado mexicano para los frigoríficos locales

Inversión inmobiliaria: emprendedora argentina propone comprar un inmueble en EE.UU. o Suiza con sólo 1.000 dólares

Sofia Gancedo tiene como referente del sector a Eduardo Costantini

Cerró Monte Olivia, la emblemática heladería de Villa Devoto

Monte Olivia se ubica en una de las esquinas mejor cotizadas de Devoto

Emegé: una histórica fabricante de calefones que busca resucitar con nuevos dueños

Emegé busca resucitar con nuevos dueños

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Fábrica cerrada: la cementera Holcim concentrará su producción en una sola planta

Cepo al dólar: boom de desarrollos inmobiliarios financiados en pesos

San Eliseo, un proyecto que se relanzó en plena pandemia