La cantidad de fusiones y adquisiciones de empresas caerán a la mitad este año en la Argentina, según una proyección de la consultora KPMG.

En 2019 se habían registrado 83 operaciones, mientras que para este 2020 se proyectan apenas 40, en un escenario dominado por el impacto de la pandemia sobre el nivel de actividad.

En la última década, las fusiones y adquisiciones de empresas cayeron fuerte, al pasar de 72 operaciones registradas en el primer semestre de 2010 a 23 en igual período de este año.

De acuerdo con el estudio, en la última década el pico se produjo en 2011 con 178 transacciones, mientras 2019 cerró con 83, en el marco de "una tendencia que también se comprueba en el mundo y la región".

"Hace diez años el total de operaciones ascendió a 143 y de acuerdo con la tendencia actual, en 2020 las mismas apenas podrían superar las 40", sostuvo la firma.

"Argentina inició el año con mínimos niveles de actividad, en un ambiente con alta incertidumbre. En este contexto, la pandemia y la crisis económica causaron un freno y retraso en las transacciones que estaban en curso", explicó Mariano Sánchez, socio en KPMG Argentina.

Indicó que la actividad "había retornado a máximos históricos en 2017 y 2018, y mantiene la tendencia de trimestres anteriores".

El ejecutivo explicó que "la pandemia golpeó Argentina en un contexto de crisis económica y en medio de un proceso de renegociación de la deuda".

"Mientras que el efecto completo que dejará la pandemia no está claro aún, se observa un fuerte impacto en las expectativas de negocio y, por lo tanto, en la valuación de los activos", agregó.

Con relación a los sectores donde se produjeron transacciones en el primer semestre de 2020, figuran en la lista Energía y Recursos Naturales (6), Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (6), Consumo (5), Agronegocios (3), Ciencia y Salud (2) y Química, Industria y otros (1).

De este período, con un total de 23 transacciones, solo 5 de ellas representaron un valor total de USD435 millones.

Según el informe, "los datos muestran que, en promedio, las inversiones realizadas en este contexto tienen un mejor resultado que otras en momentos donde la economía se encuentra en la parte alta del ciclo".

"La abrupta caída de las operaciones en la Argentina es la expresión local de una tendencia similar que se registran en el mundo y en la región", indica.