En un momento en el que la búsqueda de empleo no es sencilla, las mujeres son más perseverantes que los hombres a la hora de encontrar una posición. Un 56,6% de quienes buscan trabajo son mujeres, frente a un 42,2% de hombres. Sin embargo, esta cifra comienza a cambiar a medida que el puesto requiere mayor nivel de profesionalización, indica un estudio del portal de empleos Bumeran. En los puestos de mayor rango quiénes se postulan más son hombres frente a las mujeres. Para jefe-supervisor, son un 30% de mujeres frente a un 70% hombres y en puestos de Gerencia, se da un promedio de 21% en ejecutivas de sexo femenino frente a un 79% hombres. Otro punto a destacar es que en promedio las mujeres tienen como remuneración pretendida un 15% menos que los hombres.

En promedio piden una remuneración de $22.503 frente a $26.474 de ellos.

En cuanto a la edad, el rango de entre 17 y 36 años ostenta un 87,84% de las búsquedas, seguido por la franja de 37-56, con un 10,52 por ciento. El 62,70% de los postulantes se encuentra desempleado, de los cuáles un 76,39% son menores de 21 años. Otro dato que revela el estudio es que los candidatos de menos de 22 años y los mayores de 50 quedan por fuera del 90% de las búsquedas.

Un 40,5% de quienes participaron poseen estudios universitarios, sin embargo, sólo un 21,5% los completó. Un 13,2% posee un nivel terciario o técnico y un 33% nivel secundario. Si bien la cifra de postulantes que cursan estudios universitarios es alta, comienza a bajar a mayor nivel de especialización. El 0,08% posee un doctorado, el 1,21% un master y el 2,26% un posgrado.

En cuanto a los beneficios, el 77% de los postulantes prefiere un trabajo con horario fijo frente a otro tipo de opciones.