La mayoría de los usuarios de dispositivos móviles en la Argentina no se manifestó muy proclive a realizar transacciones financieras desde sus teléfonos, aunque se evidencian leves incrementos respecto de años anteriores.

Un 54% usa su celular para revisar saldos bancarios, 40% para otras transacciones bancarias y 26% para transferir dinero a otra persona.

Si se consideran las actividades relacionadas con la adquisición de un bien o servicio, el consumidor argentino utiliza sus dispositivos móviles para investigar (79%); navegar sitios web y aplicaciones de shopping (77%); leer comentarios sobre un producto o servicio (74%); interactuar con negocios vía aplicaciones de mensajería (53%); realizar una compra en línea de un producto (46%) y efectuar reservaciones, con un 42 por ciento.

Trabas para el desarrollo

Desde la percepción del consumidor, las barreras para masificar los sistemas de pagos en comercio a través de móviles son la seguridad (27%); la falta de entendimiento del beneficio de este método de pago, con un 13% y la capacidad del dispositivo, con un 11 por ciento.