La cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles firmadas en esta capital, se desplomó 35% interanual durante agosto, y sumó quince meses consecutivos a la baja, informó hoy el Colegio de Escribanos porteño.

Las operaciones con hipotecas bancarias quedaron reducidas a una mínima cantidad: entre enero y agosto últimos, se registraron apenas 1.808 casos, que reflejaron una baja del 84,2% respecto al mismo período de 2018.

La entidad puntualizó que en el mes pasado, se registraron 2.964 registros escriturales en la Ciudad, por un monto total que creció 31,6% con relación a agosto de 2018 y sumó 22.731 millones de pesos.

El mes pasado, fue el décimo quinto mes consecutivo con caída en la medición interanual, detalló el informe, que a la vez indicó que, en la comparación con con julio de 2019, los actos cayeron 7% en cantidad y ascendieron 17,6% en pesos.

El monto medio de los actos fue de 7.669.374 millones de pesos (140.361 dólares de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio): creció 102,8% en un año en moneda argentina, mientras que en moneda estadounidense subió 14,7%.

También, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 324 casos, 50,1% menos que las registradas un año antes: representaron el 10,9% del total, frente al 14,2% de un año antes.

Ahora bien, si se compara la situación mensual general, se observa una baja del 7%; si se mide el acumulado de los ocho meses ya transcurridos de 2019, la baja en las operaciones con hipotecas trepó al 46,1%.

"Este sigue siendo el período acumulado más bajo de la serie histórica", señaló el Colegio de Escribanos.

En cuanto a los montos por operación, las escrituras firmadas por hasta un millón de pesos representaron el 18,29% del total; de un millón a dos millones, 13,09%; de dos a tres millones, 13,02%; de tres a cuatro millones, 12,58%; de cuatro a cinco millones, 9,05%; de cinco a seis millones, 7,09%; de seis a siete millones, 5,16% y más de siete millones, 21,73%.

En este mismo marco, Claudio Caputo, presidente del Colegio agregó:  “Confiamos en las nuevas medidas del Banco Central, y el Gerente General Nicolás Gadano realmente comprendió la situación de la industria de la construcción y las necesidades de la gente. Esperamos que se permita el acceso a la compra de dólares mediante el certificado notarial digital que propusimos como instancia superadora. Septiembre ya prevemos que será un mes muy complejo y es por ello que necesitamos todas las herramientas necesarias para que las familias puedan acceder a su vivienda sin complicaciones en los trámites para las operaciones pautadas en octubre”.