La empresa agroindustrial Ledesma S.A.A.I. informó hoy que en el período de nueve meses cerrado el 28 de febrero último acumuló pérdidas netas por $1.031 millones, y comunicó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que ese resultado "insume la totalidad de las reservas facultativas y de la reserva legal".

El resultado negativo de Ledesma también representa "el 50% del capital social, la cuenta Ajuste de Capital y la cuenta Prima de Fusión", informó la agencia de noticias Télam.

La empresa anticipó que de mantenerse esa situación al cierre del ejercicio económico anual el próximo 31 de mayo, corresponderá someter a los accionistas en la asamblea que considere los estados financieros "la absorción obligatoria de las pérdidas acumuladas".

Ledesma es una compañía líder en la producción de azúcar (17% de la oferta nacional) y papel (40% de la oferta).

Mantiene además una importante participación en los mercados de frutas y jugos cítricos (10% del mercado), alcohol, bioetanol (8%), carne y cereales (en cuatro establecimientos que suman 51.429 hectáreas), jarabes y almidones de maíz.

En 2017 el grupo empresario creó una empresa de energía renovable, orientada a desarrollar proyectos para futuros parques solares en distintos puntos del país.

Ledesma emplea a cerca de 8.000 personas que en su mayoría trabajan en Jujuy, provincia de origen de la firma, donde posee 40.000 hectáreas destinadas a la cosecha de su principal materia prima, la caña de azúcar. 

"Este cultivo, que se renueva anualmente, se aprovecha por completo", indica la empresa en su sitio de Internet.

Ledesma utiliza la fibra de la caña para fabricar papel, al que le agrega valor convirtiéndolo en resmas, cuadernos, repuestos escolares y papel ilustración, entre otros productos. 

Parte de las fibras y la médula de la caña se envía a las calderas de biomasa para generar energía limpia, que luego la compañía emplea en sus procesos industriales.

La empresa posee cuatro establecimientos agropecuarios en Buenos Aires y Entre Ríos (que totalizan 51.429 hectáreas), y plantas fabriles en Jujuy, San Luis (tres fábricas) y Salta (dos).