El regreso gradual de los trabajadores a sus lugares de trabajo, en muchos casos bajo un esquema híbrido (presencial y remoto), permitieron que la demanda de espacios corporativos comience a recomponerse y muestre ciertos signos de estabilidad.

Según el informe de oficinas del segundo trimestre de 2022 presentado por Colliers Argentina, se detectó un leve descenso en la tasa de vacancia, mientras que el inventario de oficinas no registró grandes cambios y los valores de alquiler se mantuvieron estables.

El relevamiento indicó que el inventario de oficinas premium tuvo en el segundo trimestre del año una tasa de vacancia del 18,8%, lo que supone una ligera disminución del 0,8% en relación con el trimestre anterior.

Los submercados que reportaron los índices de vacancia más elevados fueron Macrocentro Sur (29,7%), Plaza Roma (25,3%) y Puerto Madero (24,4%), mientras que Macrocentro Norte (4,3%) y Norte CABA (8,3%) fueron los que exhibieron menor disponibilidad de superficie.

Si se discrimina la disponibilidad según categoría de inmueble, se puede verificar que la mayor vacancia se presenta en los edificios A+, alcanzando el 20,2%; y los inmuebles clase A expusieron una vacancia de 16,2 por ciento.

"Comparado con lo registrado en el primer trimestre 2022, se puede advertir una continuidad en cuanto al comportamiento de ocupación de espacios. Aunque se trata de una tendencia positiva, la evolución de los indicadores en los próximos trimestres permitirá dimensionar si se afianza esa predisposición y el grado de tal consolidación, o bien, si comienza a sufrir variaciones", señaló Colliers.

El precio de alquiler pedido en promedio se mantuvo relativamente estable, en los 22,9 dólares por metro cuadrado, dentro de lo cual Macrocentro Sur se ubica como aquel con el valor más bajo (USD14,4) y Catalinas, Norte CABA y Macrocentro Norte reflejan los más elevados con registros de USD27,9; USD26,6 y USD26,2, respectivamente.

En este contexto, el gerente general de Colliers Argentina, Alejandro Badino, observó que "el mercado de real estate presenta oportunidades de inversión a partir de una baja generalizada en los precios. Los segmentos de oficinas, retail e industrias/logística, han mostrado un cierto repunte de la actividad respecto al año anterior".

En lo que respecta a la logística y zonas más solicitadas, tanto para vender como para alquilar, Gran Buenos Aires prepondera la búsqueda en los corredores comerciales y peatonales de las ciudades más importantes, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires la mayor demanda se encuentra en barrios con alta densidad poblacional, como lo son Palermo, Núñez, Caballito, entre otros.

Pocas ventas

 

Marcelo Zuliani, director comercial de Colliers, señaló que la tendencia sigue prevaleciendo en alquileres y que las ventas son más escasas, cuestión que atribuye al hecho de que los propietarios quieren resguardar el valor del inmueble, mientras que los compradores buscan sólo oportunidades.

Afirmó que "a diferencia de las zonas poco solicitadas, donde los precios pasan a segundo término, en aquellas en donde hay mayor demanda de alquileres, los precios se van viendo afectados principal y fundamentalmente por la inflación".

"Es un buen momento para adelantarse y alquilar tanto locales como terrenos muy bien ubicados. De hecho, existen locales disponibles en esquinas únicas cuyos precios, posiblemente y en líneas generales, se vayan estabilizando al alza", concluyó.