El ingreso de las low cost al mercado local generó un cambio palpable: no solamente se proyecta para 2019 un crecimiento del 13% de la cantidad de pasajeros transportados sino que las tarifas tuvieron una interesante baja como consecuencia de una mayor competencia.

Ahora las líneas aéreas de bajo costo, que empezaron a volar en el país hace más de un año y medio, comienzan a mirar fronteras afuera para concretar el segundo paso de sus planes estratégicos.

Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia, Estados Unidos, España, Italia y Francia aparecen entre los destinos preferidos.

Por caso, Flybondi ya vuela a Asunción de Paraguay desde El Palomar. "En seis meses de operación tuvo un nivel de aceptación muy bueno. De hecho, iniciamos con cuatro frecuencias semanales y en poco tiempo agregamos una quinta para dar respuesta a la demanda", indica Lucía Ginzo, Directora de Comunicaciones Corporativas. Además, desde 2018 la empresa vuela la ruta a Punta del Este, aunque sólo en la temporada de verano.

El convenio con EE.UU. permite una cantidad de frecuencias ilimitadas entre los dos países

Recientemente lanzó su tercer destino internacional: Brasil. A partir de octubre comenzarán a volar a Río de Janeiro, tres veces por semana. "Estamos evaluando otras rutas de Brasil que podríamos empezar a volar de cara a la temporada alta de verano, y algunos países más de la región para comenzar a volar en los primeros meses de 2020. De todos modos, aún nos encontramos en la etapa del proceso administrativo y solicitud de permisos", asegura Ginzo. En lo que resta del año esperan sumar otras diez frecuencias al exterior.

Norwegian, que ya opera siete frecuencias semanales a Gatwick (Londres), es otra de las low cost que busca abrir mercados en el exterior.

Fuentes de la compañía aseguran que entre sus planes figura llegar a más ciudades europeas aunque todavía no tienen fecha de inicio de operaciones.

Por otra parte, recientemente, la empresa noruega inició el trámite ante la Administración Nacional de Aviación Civil ( ANAC) para comenzar a operar vuelos regulares hacia Estados Unidos, luego de la firma del Acuerdo de Servicios Aéreo entre ambos países. En paralelo, la compañía deberá hacer el papeleo correspondiente con los reguladores estadounidenses, para acreditar su radicación en Argentina. A principios del año próximo podrían empezar a volar a Miami y, posiblemente, a Nueva York.

Las pequeñas aéreas privadas están creciendo gracias a la expansión de los viajes corporativos

Con respecto a la magnitud que podría representar el convenio -que permite una cantidad de frecuencias ilimitada entre los dos países- el titular de la ANAC, Tomás Insausti, le explicó a BAE Negocios que, en su momento, "el trámite se inició por pedido de Aerolíneas Argentinas, que busca asociarse con Delta y de Latam, que quiere hacer lo mismo con American Airlines. Esto beneficiará a las empresas que podrán compartir infraestructura e ingresos con las aéreas estadounidenses". Además, agregó, que todas la aéreas sacarán más provecho del incremento de los vuelos internos que se dará por una mayor cantidad de tráfico de pasajeros que vengan desde Estados Unidos.

JetSmart, propiedad del fondo de inversión estadounidense Indigo Partners, ya vuela desde Buenos Aires a Santiago de Chile y evalúa expandirse a otros destinos regionales.

Por su parte, la salteña Andes tiene puesto su foco en el negocio de cabotaje aunque cubre rutas internacionales a través de vuelos charters.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos