Las líneas aéreas podrán volver a funcionar a partir del primero de septiembre, pero aquellas que vendan pasajes sin autorización del Gobierno serán sancionadas, según quedó oficializado hoy en dos resoluciones de la Administración Nacional de la Aviación Civil ( ANAC).

Esta medida aplicará para las aerolíneas que operen servicios de transporte aéreo de pasajeros desde, hacia o dentro del territorio nacional, las cuales podrán reprogramar sus operaciones regulares, o solicitar autorizaciones para operaciones no regulares, a partir del primero de septiembre de 2020. Las empresas del sector también podrán volver a vender pasajes con fecha de inicio de operaciones a partir de esa misma fecha.

La decisión de la ANAC "estará supeditada al efectivo levantamiento de las restricciones impuestas al transporte aerocomercial y a las modalidades de operación que oportunamente se pudieren establecer, en función de la salida ordenada de la emergencia generada por el nuevo Coronavirus COVID 19".

El Gobierno advirtió que la "situación sin precedentes" provocada por la pandemia "no permite certezas respecto de la finalización de la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio, que atenta contra el transporte aerocomercial de pasajeros, cabiendo presuponer que la salida de la misma deberá respetar las restricciones sanitarias que oportunamente se establezcan".

La ANAC también advirtió en otra resolución que algunas líneas aéreas se encuentran promocionando por sí o por terceros, la venta de pasajes para vuelos regulares, sin haber obtenido la respectiva autorización por parte de esa Administración Nacional.

Por ese motivo, estableció que en el marco de la emergencia sanitaria, las empresas aéreas podrán comercializar servicios de transporte aéreo de pasajeros desde, hacia o dentro del territorio nacional, sólo si tienen autorización formal de ese organismo.

"La promoción y/o comercialización de servicios regulares y/o no regulares de transporte aéreo de pasajeros, será pasible de las sanciones dispuestas en el Decreto N° 326 del 10 de febrero de 1982", alertó.