La compañía chilena The Not Company (NotCo), que en marzo recibió apoyo financiero del fundador de Amazon, Jeff Bezos, llegó a Argentina para producir alimentos de origen vegetal gracias a la inteligencia artificial.

" Argentina quizás no está en el mejor momento, pero acá no estamos para el corto plazo, estamos para el largo plazo", dijo el fundador de NotCo, Matías Muchnick.

La compañía importará los ingredientes concentrados desde Chile y los convertirá en productos finales, listos para el consumo, en las nuevas fábricas de Argentina, informó América Economía.

Hasta el momento, la empresa solo vende en el país su clásica NotMayo, una mayonesa sin huevo hecha a base de garbanzo que en dos meses se comercializaría en todos los supermercados del país, donde próximamente lanzará también leche y helado.

La mayonesa ya se puede encontrar en más de 800 locales de la Ciudad de Buenos Aires y cercanías. Próximamente estará en los principales supermercados del país. Apuntan a capturar el 8% del mercado en ocho meses. La empresa también está presente en Chile, Estados Unidos y Brasil.

Muchnick, de 31 años, lanzó la NotMayo en marzo de 2017 en Chile y en 8 meses alcanzó el 8% de participación de mercado.

En marzo de este año, la empresa recaudó US$30 millones en una rueda de financiamiento liderada por el fondo The Craftory y con participación de Bezos, entre otros inversores. Es la primera inversión en una empresa emergente latinoamericana del empresario más rico del mundo.

Método
The Not Company utiliza inteligencia artificial para recrear sabores, texturas y colores de diversos productos como aderezos, leche, yogures y helados.

Utilizan 87% menos de agua y en su producción emiten 37% menos de dióxido de carbono

Los científicos y Co-Fundadores de la compañía, Karim Pichara y Pablo Zamora desarrollaron, junto a Muchnick, un algoritmo único de machine learning y una extensa base de datos sobre diversos ingredientes vegetales, a los que recurren para desarrollar sus productos. Este algoritmo, bautizado Giuseppe, analiza los alimentos a nivel estructural y luego cruza la información con diferentes fuentes para identificar los patrones que permiten detectar qué plantas deberían combinarse para replicar el producto deseado y sus propiedades.

"Queremos revolucionar la industria alimentaria. Elegimos la Argentina como parte de nuestro proceso de consolidación en Latinoamérica. El foco está puesto en crear productos extraordinarios sin cambiar los hábitos de consumo de la gente", comentó Muchnick.