La cementera Loma Negra, la compañía fundada por Alfredo Fortabat propiedad del holding brasileño Camargo Correo, fue rebautizada como “LOMA”, al cotizar en su primer día en la Bolsa de Buenos Aires y como ADS en el mercado de Nueva York.  Obtuvo u$s953 millones por la colocación de sus títulos, que comenzaron operados a u$s19 en Wall Street y treparon 12,4%, para cerrar a 21,36 dólares.

Sergio Faifman, director general de Loma Negra le explicó a BAE Negocios que “es un hito para una empresa que tiene noventa años en el país. Parte de esta operación es para financiar nuestra ampliación de capacidad, que nos cuesta más de u$s350 millones, y nos permitirá aumentar en un 40% nuestra capacidad de producción. Las obras las comenzamos en julio y estará lista para fines de 2019”. Y aclaró que “un poco más de u$s100 millones va directo a Loma Negra y financiará el 30% de nuestro proyecto de expansión, el resto será para reestructurar la situación financiera”.

Los pasivos de Intercement Brasil (90% Camargo y 10% Bradesco), la empresa de Camargo Correa controlante de Loma Negra, multiplican por cinco sus ganancias anuales brutas, aclara la agencia Telám.

Con esta operación, Loma Negra pasará a controlar 51% de la propiedad de Intercement y el restante 49% cotizará en las Bolsas de Nueva York y Buenos Aires. Sobre la deuda, Faifman explicó que “la situación fi nanciera está en un ratio D1, es muy buena, igual que las proyecciones futuras. No hay limitación a la hora de tomar deuda y a tasas muy razonables”.

Radiografía
Las principales marcas del grupo Loma Negra son cemento Loma Negra, Plasticor, Cacique y Lomax. Además, son accionistas de Ferrosur Roca (junto al Estado) y son propietarios de Recycomb, una empresa de reconversión de residuos de energía. En conjunto tienen en total 3.000 empleados.

Sobre la situación del mercado actual en el que participan explica que “este año, el mercado del cemento se recupera arriba del 10%, recién estamos volviendo a niveles similares al 2015, luego de un fuerte caída en 2016. La perspectivas para el año próximo son muy buenas”.

Con esas expectativas, aclaró que “la ampliación nos permite tener una ventaja en costos respecto de otras fábricas para abastecer el mercado de cemento local y generar puestos de trabajo y fortalecer nuestra posición”.