Después de más de dos meses de conflicto y del anuncio de cierre de la planta de Loma Negra en Barker Villa Cacique, la empresa y la Asociación Obrera Minera se volvieron a sentar el viernes pasado y acordaron una conciliación voluntaria hasta el 19 de junio inclusive. La próxima reunión será el viernes 21 de junio.

La situación se retrotrajo al 11 de junio y los empleados siguen cumpliendo su horario en la planta, pese a que la empresa no les da trabajo. Loma Negra volvió a poner el micro que pasaba a buscar a los trabajadores para llevarlos a la planta, que había suspendido.

En la planta trabajan 140 personas bajo convenio minero y otras 100 tercerizadas. El conflicto surgió porque la empresa propuso bajar la jornada y los sueldos a la mitad y, como los trabajadores no aceptaron, anunció el cierre de la planta. Los trabajadores esperan que la empresa mejore la oferta.

La comunidad de Barker Villa Cacique se movilizó para pedir que no cerrara la planta, porque sería la desaparición del pueblo. El peso de Loma Negra es tan fuerte que en sus terrenos están construidos el Banco Nación, el Correo y la comisaría.